Ebenezer Villa Nueva en Twitter BIBLIA RADIO PODCAST VIDEO ESTUDIOS NOSOTROS ETIQUETAS

DIDASKALÍA: PANORAMA ESCATOLÓGICO (1)

Descarga el estudio bíblico en PDF     Compartelo     Compartelo     Compartelo en WhatsApp     Compartelo en Telegram    tags #   panorama    escatologia    didaskalia   

Y cuando Jesús salió y se iba del templo, se le acercaron sus discípulos para mostrarle los edificios del templo. Y, respondiendo, él les dijo: ¿No veis todo esto? De cierto os digo que no será dejada aquí piedra sobre piedra que no sea derribada. Y sentándose él en el monte de los Olivos, se acercaron a él los discípulos aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida y del fin del siglo? Y respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo, y a muchos engañarán. Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; mas aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá hambres, y pestilencias, y terremotos en diversos lugares. Mas todas estas cosas serán principio de dolores.

MATEO 24:1-8

La Biblia enseña que en una ocasión los discípulos le preguntaron al Señor Jesús acerca de los eventos y las señales relacionadas con la destrucción de Jerusalém, su Parusía y el fin del mundo o del siglo, a lo que Él respondió hablándoles acerca de los eventos, las señales y los peligros que conllevan cada uno de esos eventos (Mt. 24:1-8; Mr. 13:1-4; Lc. 21:1-7). Este pasaje muestra que los discípulos tienen necesidad y deben conocer los eventos y las señales de los tiempos, principalmente de los tiempos finales.
      Asimismo leemos en el libro de Daniel la escatología de los eventos que Dios determinó para el final del tiempo antiguo, el inicio del tiempo final, la manifestación de su Hijo y para los tiempos finales; adicionalmente leemos que todo el libro de Apocalipsis contiene la revelación del Señor Jesús que le dio al apóstol Juan para manifestar a los siervos las cosas que deben suceder pronto (Ap. 1:1-2).

La escatología es la doctrina de las últimas cosas, trata del futuro y del destino eterno de la humanidad, así como el desarrollo general del plan profético de Dios para sus hijos. Podemos decir también que es el tratado sobre las últimas cosas relacionadas con el destino del universo.
      No se limita solamente a las cosas futuras, sino que también contempla todo lo que era futuro cuando se dio la revelación. Por ejemplo la profecía de la muerte del Señor se escribió hace siglos, aunque en ese tiempo era un hecho futuro, hoy día es un hecho pasado (Dn. 9:26).
      En la palabra de Dios vemos un tiempo en continuo movimiento y las cosas que en el tiempo presente todavía son futuras, pronto habrán pasado a la historia.
      La palabra escatología se compone de los vocablos griegos esjatos1 y logos2; la palabra esjatos, entre otros, significa: El extremo, más remoto, último, postrero, final (de lugar o tiempo), más lejano, finales de, y la palabra logos significa: Palabra, dicho, mensaje, enseñanza, plática, comunicación, ajuste de cuentas, cuenta(s), razón, causa, demanda, asunto.
      En este estudio veremos resumidamente en qué consisten los tiempos antiguos y los tiempos finales; asimismo veremos de forma general, resumidamente y en orden cronológico el panorama de los eventos escatológicos para ubicarnos en el tiempo, conocer y distinguir cada evento, porque en próximos estudios veremos algunos de ellos un poco más detalladamente.

1. LOS TIEMPOS ANTIGUOS, HECHOS 15:21

Porque Moisés desde los tiempos1 antiguos2 tiene en cada ciudad quien le predique en las sinagogas, donde es leído cada sábado (Hch. 15:20-21 RV1909).

      La Biblia menciona la cronología de, por lo menos, tres tiempos: Los tiempos eternos, los tiempos antiguos y los tiempos finales (Ro. 16:15; Hch. 15:21; 1 P. 1:18-20).
      De acuerdo a lo que indica Lucas en el libro de los Hechos, los tiempos antiguos corresponden a los tiempos contenidos en el relato del Antiguo Testamento y más exactamente a los tiempos después de que Dios le dio la ley a Moisés y hasta la muerte y la resurrección del Señor.
      Por otro lado vemos que el apóstol Pedro menciona el mundo antiguo y explica que es el que corresponde a la época antes del diluvio (2 P. 2:5; Gn. 7:10-24).

2. LOS TIEMPOS FINALES, 1 PEDRO 1:18-20

Sabiendo que habéis sido rescatados de vuestra vana conversación, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro ó plata; sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación: Ya ordenado de antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postrimeros1 tiempos1 por amor de vosotros (1 P. 1:18-20 RV1909).

      Con la resurrección del Señor Jesús finalizaron los tiempos antiguos (Job 19:26) y también iniciaron los tiempos finales; es decir que a partir de la resurrección del Señor comenzó el fin de los tiempos, los tiempos finales, últimos, postreros o postrimeros.
      Asimismo el apóstol Pedro explica que Jesús, el Cordero de Dios, fue manifestado en los tiempos finales por amor a nosotros (1 P. 1:18-20).
      Estos tiempos finales, ésjatos jrónos, incluyen unas medidas de tiempos finales1 que también iniciaron con la resurrección del Señor Jesús, veamos algunos de los eventos que contienen:
     
      a. En los últimos días surgen burladores; Jud. 1:18-19; 2 P. 3:3-4
     
      b. En los últimos días hay tiempos peligrosos, 2 Ti. 3:1-5
     
      c. En los últimos días Dios nos habla por medio de su Hijo, He. 1:1-2
     
      d. En la última hora se manifiesta el anticristo, 1 Jn. 2:18
     
      Veamos de forma general y resumida el panorama de los eventos escatológicos que están contenidos en los tiempos finales:

3. LA RESURRECCIÓN DEL SEÑOR JESÚS, JOB 19:25-26

Yo sé que mi Redentor vive, Y al fin1 se levantará sobre el polvo: Y después de deshecha esta mi piel, Aun he de ver en mi carne á Dios (Job 19:25-26 RV1909).

      El libro de Job fue escrito aproximadamente unos 1,520 años antes del nacimiento del Señor Jesús; en él se escribió acerca de la muerte y la resurrección del Señor y durante un muy largo tiempo fue una profecía de un evento escatológico que se cumpliría en los tiempos finales.
      La Biblia muestra que el Señor Jesús murió el día de la fiesta de la Pascua del miércoles 14 de nisán a las tres de la tarde y resucitó el sábado 17 a las tres de la tarde1 (Mt. 12:39-40).
      Después de su resurrección el Señor Jesús dio sus dones a la iglesia, es decir que dio a los apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros (Ef. 4:8-13; 1 Co. 12:5).

4. EL DERRAMAMIENTO DEL ESPÍRITU SANTO, HECHOS 2:16-18; JOEL 2:28-29

Mas esto es lo que fue dicho por el profeta Joel: Y sucederá en los postreros1 días1, dice Dios, que derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, y vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños. Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas derramaré de mi Espíritu en aquellos días, y profetizarán (Hch. 2:16-18 RV-SBT).

      El apóstol Pedro, inspirado por el Espíritu Santo, explica la profecía que dio Joel unos 800 años A.C. e indica que el derramamiento del Espíritu Santo1 es para los días finales, es sobre toda carne y sobre los siervos de Dios; que nuestros hijos e hijas profetizarán, nuestros jóvenes verán visiones, nuestros ancianos soñarán sueños y los siervos y siervas del Señor profetizarán.
      Luego del derramamiento del Espíritu Santo Él empieza a regalar sus dones a la iglesia2 (1 Co. 12:4).
      Antes de Pentecostés (Hch. 2) el Espíritu Santo solamente visitaba por algún tiempo a algunos escogidos de Dios y luego se apartaba de ellos (Ex. 31:1-3; 1 S. 10:10-13; 19:20).

5. LA DESTRUCCIÓN DE JERUSALÉN Y DEL TEMPLO, LUCAS 19:41-44

Y cuando llegó cerca, viendo la ciudad, lloró sobre ella, diciendo: ¡Si también tú conocieras, al menos en este tu día, lo que es para tu paz! Mas ahora está encubierto de tus ojos. Porque vendrán días sobre ti en que tus enemigos te cercarán con trincheras, y te sitiarán, y por todas partes te pondrán en estrecho, y te derribarán a tierra, y a tus hijos dentro de ti; y no dejarán en ti piedra sobre piedra, por cuanto no conociste el tiempo de tu visitación (Lc. 19:41-44 RV-SBT).

      El Señor Jesús profetizó la destrucción de Jerusalén, que ocurrió durante el año 70 cuando el emperador romano Vespasiano encargó a su hijo Tito que eliminara la violenta revuelta que desde hacía cuatro años se había levantado en Judea en contra de Roma. Tras un duro asedio, Tito logró conquistar Jerusalén, destruyó y saqueó el Templo.
      Todo empezó con una disputa entre judíos y sirios acerca de la ciudad de Cesárea. Ambos partidos pretendían que les pertenecía y tomaron las armas unos contra otros. El gobernador Félix puso fin a la contienda mandando a Roma delegados de ambos partidos para someter el caso al emperador, quien falló en favor de los sirios, y cuando, el año 67, la noticia llegó a Judea, inmediatamente estalló la rebelión1.
      Vespasiano juntó las fuerzas de Tito, Antonio, Agripa, Soheme y cinco mil hombres más enviados por los árabes, y emprendió la reconquista al frente de unos 60,000 hombres.
      Tal como lo profetizó el Señor, las fuerzas romanas cercaron con trincheras a Jerusalén, la sitiaron por todas partes, la derribaron a tierra junto con los israelitas que quedaron dentro y no dejaron piedra sobre piedra de la ciudad.

6. EL PRINCIPIO DE DOLORES, MATEO 24:4-8

Y respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo, y a muchos engañarán. Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; mas aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá hambres, y pestilencias, y terremotos en diversos lugares. Mas todas estas cosas serán principio de dolores (Mt. 24:4-8 RV-SBT).

      Después de que los discípulos le preguntaron al Señor acerca de la destrucción de Jerusalén, su regreso y del fin del siglo; Él les explicó que sucedería una serie de eventos religiosos, geo-políticos, sociales, pandémicos, hambrunas y naturales que definió como el principio de dolores.
      En contexto de Mateo 24 corresponde a la época actual; veamos la lista de eventos que contiene:
     
      a. Movimiento de engaño, Mt. 24:4
     
      b. Falsos cristos, Mt. 24:5
     
      c. Guerras y rumores de guerras, Mt. 24:6
     
      d. Levantamiento de raza contra raza o nación contra nación, Mt. 24:7
     
      e. Pestilencias, Mt. 24:7
     
      f. Hambres, Mt. 24:7
     
      g. Terremotos, Mt. 24:7

7. LA PAROUSIA O LA VENIDA SECRETA, MATEO 24:3

Y sentándose él en el monte de las Olivas, se llegaron á él los discípulos aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida1, y del fin del mundo? (Mt. 24:3 RV1909).

      La palabra parousia, entre otras cosas, significa: Estar cerca, presencia, estar presente, advenimiento, venida y llegada; proviene de páreimi que se compone de las palabras pará que por ejemplo significa: Cerca, junto a, con, al lado de; y de eimi que significa: Ser, estar; de allí que páreimi significa: Estar cerca, estar a la mano, venir, tener, estar aquí, presencia, llegar, estar presente, estar listo, a la orden13.
      La palabra parousia aparece 24 veces en el Nuevo Testamento y se utiliza para cinco asuntos; 15 veces se para hablar del regreso del Señor; es decir que principalmente se utiliza para hablar del regreso del Señor Jesús (Mt. 24:3, 27, 37, 39; 1 Co. 15:23; 1 Ts. 2:19; 3:13; 4:15; 5:23; 2 Ts. 2:1, 8; Stg. 5:7-8; 2 P. 3:4; 1 Jn. 2:28); y el encuentro con su Novia y sus siervos en los aíres (1 Ts. 4:17).
      Asimismo vemos que cinco apóstoles escribieron acerca de la parousia del Señor: Santiago (Stg. 5:7-8), Mateo (Mt. 24:3, 27, 37, 39), Pablo (1 Ts. 2:19: 3:13; 4:15; 5:23; 2 Ts. 2:1, 8; 1 Co. 15:23), Pedro (2 P. 3:4) y Juan (1 Jn. 2:28); y el apóstol Pablo fue quien más escribió de ella.
      El regreso del Señor en la parousía más exactamente lo podemos denominar la Venida Secreta1, porque se refiere a la manifestación del Señor en secreto únicamente a los suyos para llevarse a su Novia.

8. EL TRIBUNAL DE CRISTO, 2 CORINTIOS 5:10

Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba lo que haya hecho estando en su cuerpo, sea bueno o sea malo (2 Co. 5:10 RV-SBT).

      En este tribunal el juez es el Señor Jesús y está asignado para los que han nacido de nuevo y es para galardonarlos para la eternidad de acuerdo a lo que hicieron mientras estuvieron en el cuerpo1. (Hch. 10:42; 2 Ti. 4:8; Stg. 5:9).
      Ocurrirá previo al arrebatamiento para saber quienes son más que vencedores y quienes no lo son; los más que vencedores serán transformados para se parte de las bodas del Cordero y estar para siempre con Él, y los demás regresarán a la tierra para lavar sus ropas en la sangre del Cordero durante la tribulación.

9. EL ARREBATAMIENTO, 1 TESALONISENSES 4:15-17

Por lo cual, os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida13 del Señor, no seremos delanteros á los que durmieron. Porque el mismo Señor con aclamación, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero: Luego nosotros, los que vivimos, los que quedamos, juntamente con ellos seremos arrebatados1 en las nubes á recibir2 al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor (1 Ts. 4:15-17 RV1909).

      La palabra arrebatados se traduce del griego arpazo que, entre otras cosas, significa: Arrebatar, apoderarse de, llevarse por la fuerza, raptar, asir rápidamente15.
      Seguidamente a la parousia o venida secreta del Señor, resucitarán sin corrupción los que murieron en Cristo (1 Co. 15:23; 52) y luego los vivientes serán transformados (1 Co. 15:52) y juntos serán arrebatados en las nubes para recibir y reunirse con el Señor Jesús en los aires y estar para siempre con Él.
      El Señor se manifestará en su parousia o venida secreta solamente a los que, por ejemplo, han sido irreprensible delante del Padre (1 Ts. 3:12-13; 5:23), son pacientes (Stg. 5:7-8) y perseveran (1 Jn. 2:28).
      Sin embargo a lo largo del tiempo final ha habido, hay y habrán burladores que andan según sus concupiscencias que atacan, rechazan, niegan o ponen en duda la parousia o regreso del Señor (2 P. 3:2-4).

Es extraordinariamente necesario e importante que la iglesia del Señor en general y cada cristiano en particular conozcamos la sana doctrina escatológica, es decir acerca del regreso del Señor por su Iglesia y los demás eventos que ocurren en los tiempos finales, pues recordemos que es un grave error y un gran peligro desconocer los tiempos (Lc. 19:42-44).





PANORAMA ESCATOLÓGICO (1)

PANORAMA ESCATOLÓGICO (1)

29/09/2018

Y cuando Jesús salió y se iba del templo, se le acercaron sus discípulos para mostrarle los edificios del templo. Y, respondiendo, él les dijo: ¿No veis todo esto? De cierto os digo que no será dejada aqu[...]





PANORAMA ESCATOLÓGICO (2)

PANORAMA ESCATOLÓGICO (2)

14/10/2018

Y cuando Jesús salió y se iba del templo, se le acercaron sus discípulos para mostrarle los edificios del templo. Y, respondiendo, él les dijo: ¿No veis todo esto? De cierto os digo que no será dejada aqu[...]







Iglesia de Cristo Ebenezer Villa Nueva - Ministerios Ebenezer
13 Calle 14-25, Colonia Proyectos (o santa isabel 2) - Zona 3 de Villa Nueva, Guatemala.
WhatsApp: wa.me/50259378996 - correo@ebenezervillanueva.org
Ebenezer Villa Nueva en Slideshare   Ebenezer Villa Nueva en Archive.Org   La APP de Ebenezer Villa Nueva   El boletín de Ebenezer Villa Nueva   El horario de Ebenezer Villa Nueva   El Feed de Ebenezer Villa Nueva   El Blog de Ebenezer Villa Nueva
Todos los derechos reservados 2021

// Desarrollo WEB, APPs y Automatización de Twitter e Instagram