Ebenezer Villa Nueva en Twitter Biblia Radio Estudios Podcast Video Nosotros Librería Etiquetas App

YO VENGO PRONTO (4)

Paypal     Compartelo     Compartelo     Compartelo en WhatsApp     Compartelo en Telegram   tags #   estudio    apocalipsis    parousia    erjomai    taju    venir    pronto   

El que da testimonio de estas cosas, dice: Ciertamente, vengo en breve. Amén, sea así. Ven: Señor Jesús. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén.

APOCAPILSIS 22:20-21

La Biblia enseña que el Señor Jesús muchas veces prometió que regresará de nuevo; primero para llevarse a su novia y luego para juzgar al mundo (Mt. 10:23; 16:27-28; 24:30, 37, 39, 42, 44, 46; 25:31; 26:64; Mr. 8:38; 12:37-38; 13:35; 18:8; 21:27; Jn. 14:1-3, 18, 28; 21:22-23; Ap. 3:11; 16:15; 22:7, 12, 20); utilizó parábolas para explicar su regreso (Mt. 25:1-13; 14-30; 31-46; Mr. 13:34-37; Lc. 10:30-35; 12:36-40; 42-48; 19:12-27); además los ángeles también dijeron que el Señor regresará (Hch. 1:11) asimismo los apóstoles también escribieron acerca del regreso Señor.
      La segunda venida del Señor Jesús la podemos ver en dos etapas; la primera en la venida secreta o "parousia", cuando solamente lo verán los santificados (He. 12:14) y se llevará a su novia; y la segunda en la venida pública o "epifáneia" cuando todo ojo lo verá (Ap. 1:7) y juzgará al mundo, a los vivos y a los muertos (2 Ti. 4:1).

El libro de Apocalipsis fue el último libro de la Biblia que se escribió y en él leemos cuatro veces que el Señor Jesús prometió que vendrá pronto, pues dijo "vengo1 pronto"; esas cuatro veces se refieren a su venida secreta y en ellas encontramos recomendaciones para preparemos para recibirlo en ese acontecimien-to.
      Adicionalmente a la iglesia de Éfeso le advierte de que si no se arrepiente vendrá pronto a ella y quitará su candelero de su lugar (Ap. 2:4-5); y a la iglesia de Pérgamo le advierte que si no se arrepiente vendrá pronto a ella y peleará en contra de los que enseñan falsas doctrinas (Ap. 2:14-16).
      Como vimos en estudios anteriores2, los autores del Nuevo Testamento utilizaron diversas palabras para escribir acerca del regreso o la segunda venida del Señor Jesús, por ejemplo: Érjomai o érkomai, parousía, epifáneia, faneróo?, apokálupsis y apokálupto.
      Cuando el Señor dice "vengo pronto" se utilizan las palabras griegas "érjomai" y "tajú".
      La palabra "érjomai" significa indistinta-mente ir o venir, asimismo significa el acto que destaca la llegada, venir, ir, marchar, llegar, irse; regresar, retornar1. La palabra "érjomai" aparece 601 veces en el Nuevo Testamento y entre sus varios usos; Mateo, Marcos, Lucas, Juan y Pablo (1 Co. 4:15; 11:26; 2 Ts. 1:10; He. 10:38) la utilizaron para escribir acerca del regreso del Señor.
      La palabra "tajú" indica brevedad, es decir, sin demora, pronto, o (por sorpresa) repentina-mente; y también significa: Ligeramente, rápida-mente, pronto, sin demora, luego, en seguida3.
      Los significados de las palabras "érjomai" y "tajú" dejan ver que el Señor Jesús prometió que vendrá, regresará y retorná en seguida, en breve, pronto, rápidamente, sin demora y repentina-mente; por esa razón debemos procurar atender su Palabra para que podamos estar preparados ante su inminente regreso.
      Veamos brevemente algunas enseñanzas relacionadas a la última vez que el Señor Jesús en Apocalipsis y el resto de la Biblia promete que regresará pronto:

4. YO VENGO PRONTO, APOCALIPSIS 22:20

El que da testimonio de estas cosas, dice: Ciertamente, vengo en breve. Amén, sea así. Ven: Señor Jesús. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén. (Ap. 22:20-21 RV-1909)

      Después de que por cuarta vez en el libro de Apocalipsis y por última vez en toda la Biblia el Señor Jesús promete que regresará pronto, hay una bendición para que la gracia del Señor Jesús sea sobre toda la iglesia.
      Veamos algunos aspectos relacionados a la gracia de Dios:

a. La gracia de Dios

La palabra "gracia" se traduce del griego "járis" que significa: Gracia, bondad, misericordia estimación, favor, bendición, regalo, gracias, buena voluntad, bondad amorosa; y se utiliza para indicar: Gracia, bondad, misericordia, estimación, favor, expresión de bondad, bendición, regalo, afabilidad, lo que proporciona alegría, placer, deleite, dulzura, lo que es grato, bondad misericordiosa, gracias y gratitud1. En el antiguo testamento la palabra "gracia" se traduce, por ejemplo, de "chên" que significa: Favor, gracia, elegancia y aceptación2.
      Los significados anteriores dan luz acerca de que la gracia es uno de los más grandes regalos y bendiciones que Dios nos da; es la dulzura, bondad, misericordia, bondad misericordiosa, favor, bendición, estimación y afabilidad de Dios para su iglesia y cada uno de sus hijos. Asimismo la gracia es la bendición y el poder que Dios nos da para poder vivir, vencer el pecado y agradarle (2 Co. 12:9).
     
      i. La gracia del Padre, 2 Corintios 6:1
      La Biblia deja ver que el Padre es rey de gracia (He. 4.16), Dios de toda gracia (1 P. 5:10) y tiene diversos tipos o formas de gracia (1 P. 4:10); asimismo indica que hay riquezas en su gracia (Ef. 1:7; 2:7).
      El Padre en su gran misericordia nos da de su gracia desde antes de los tiempos (2 Ti. 1:9); asimismo nos sigue proveyendo su gracia en su Hijo Jesús (1 Co. 1:4).
     
      ii. La gracia del Hijo, Apocalipsis 22:21
      El Señor Jesucristo también nos da de su gracia, por ejemplo, para salvarnos y para que podamos vivir (Ro. 5:21; 16:24; 1 Co. 1:4).
     
      iii. La gracia del Espíritu Santo, Apocalipsis 1:4; 1 Pedro 1:13
      El Espíritu Santo también le concede de su gracia a la iglesia, por ejemplo, para llegar a ser arrebatados en la Parousía del Señor Jesús (Stg. 4:5; 1 P. 1:13; Ap. 1:4).

b. Recibiendo la gracia

En la Biblia encontramos, por lo menos, a siete personas de quienes se indica que hallaron gracia delante de Dios: Noé (Gn. 6:8), Abraham (Gn. 18:3), Moisés (Ex. 33:12, 17), Gedeón (Jue. 6:17), Israel (Jer. 31:2), María (Lc. 1:30) y David (Hch. 7:46).
      Ahora bien, dado que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo le dan de su gracia a la iglesia; veamos algunos versos que mues-tran como podemos seguir recibiendo la gracia de Dios para que sea abundante en nosotros (Ro. 5:17).
     
      i. La humildad, 1 Pedro 5:5
      La humildad, primero, delante de Dios nos ayuda a recibir de su gracia (Pr. 3:34).
      Además si aprendemos a ser humildes (Mt. 11:29) el Señor nos da mayor gracia (Stg. 4:6).
     
      ii. Escuchar la doctrina y no despreciar la enseñanza, Proverbios 1:8-9
     
      iii. Escribir la misericordia y la verdad en nuestro corazón, Proverbios 3:4
     
      iv. Guardar la ley y el consejo, Proverbios 3:21-22
     
      v. Adquirir sabiduría, Proverbios 4:7-9
     
      vi. Tener buen entendimiento, Proverbios 13:15

c. La gracia del Señor Jesucristo, Apocalipsis 22:21

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén. (Ap. 22:21 RV-1909)

      Es importante considerar que la últi-ma bendición que está escrita en la Biblia es para que la gracia de Dios, específica-mente la gracia del Hijo sea con la iglesia, es decir con todos los hijos de Dios.
      Asimismo vemos al principio de diez epístolas la bendición para que la gracia y la paz del Padre y del Hijo estén sobre el pueblo de Dios (Ro. 1:7; 1 Co. 1:3; 2 Co. 1:2; Gá. 1:3; Ef. 1:2; Fil. 1:2; Col. 1:2; 1 Ts. 1:1; 2 Ts. 1:2; Flm. 1:3).
      Además leemos al principio de las cartas a Timoteo, Tito y 2 Juan la bendición para que la gracia, la misericordia y la paz del Padre y del Hijo estén sobre ellos (1 Ti. 1:2; 2 Ti. 1:2; Tit. 1:4; 2 Jn. 1:3); en estos casos las bendiciones apostólicas agregaron la misericordia del Padre y del Hijo; quizá para poder hacer la obra de Dios y cuidar de la iglesia.
      Adicionalmente vemos al final de 15 epístolas la bendición para que la gracia del Hijo o la gracia estén sobre la iglesia (Ro. 16:24; 1 Co. 16:23; 2 Co. 13:14; Gá. 6:18; Ef. 6:24; Fil. 4:23; Col. 4:18; 1 Ts. 5:28; 2 Ts. 3:18; 1 Ti. 6:21; 2 Ti. 4:22; Tit. 3:15; Fil. 1:25; He. 13:25; Ap. 22:21). Además el apóstol Pedro escribe acerca de la gracia del Hijo o la gracia al final de sus dos epístolas (1 P. 5:12; 2 P. 3:18).
      Veamos algunos versos que nos hablan acerca de la gracia del Señor Jesucristo y las bendiciones que ella nos provee:
     
      i. Salvos por gracia del Señor Jesús, Hechos 15:11
      La gracia del Señor Jesús nos permite creer que seremos salvos por su sacrificio; también creemos que somos salvos por la gracia del Hijo (Ro. 5:15).
      Cuando estábamos muertos en el pecados, Dios nos dio vida juntamente con su Hijo y nos salvó por gracia (Ef. 2:5, 8).
     
      ii. El Dios de paz aplastará a Satanás, Romanos 16:20
      El Dios de paz aplastará en breve al enemigo debajo de nuestros pies y además el Señor Jesús nos dará de su gracia.
     
      iii. La gracia del Señor Jesucristo nos enriquece, 2 Corintios 8:9
      El Señor Jesús se hizo pobre para enriquecernos integralmente y en todas las cosas por medio de su gracia (3 Jn. 1:2).
     
      iv. La gracia de Cristo permite que su poder se perfeccione, 2 Corintios 12:9
      La gracia del Señor Jesús permite que su poder se perfeccione en nuestras debilidades y flaquezas.
     
      v. La gracia del Señor Jesucristo nos lleva hacia el amor de Dios y la comunión con el Espíritu Santo, 2 Corintios 13:14
      La gracia del Señor Jesús nos permite disfrutar del amor del Padre y de la comunión con el Espíritu Santo.
     
      vi. La gracia de Jesús para hacer la obra del ministerio, Gálatas 2:8-9
      Los ministros de Dios necesitan de la gracia del Hijo para poder hacer la obra de Dios.
      Asimismo la gracia del Hijo los impulsa o les permite extender la diestra de compañerismo a otros ministros para hacer la obra de Dios.
     
      vii. La gracia del Señor Jesucristo en nuestro espíritu, Gálatas 6:18
      La gracia del Señor Jesús debe habitar en nuestro espíritu y desde allí debe llegar a nuestra alma y cuerpo (Flm. 1:15; Jn. 1:14).
     
      viii. La gracia abundante del Señor, 1 Timoteo 1:13-14
      A pesar de nuestra ignorancia e incredulidad el Señor Jesús se apiada de nosotros y nos da abundantemen-te de su gracia.
      Cuando recibimos la abundante gracia del Hijo también reina la vida de Dios en nosotros (Ro. 5:17).
      La gracia abunda en nuestra vida cuando el pecado nos alcanza (Ro. 5:20); sin embargo no debemos permanecer en el pecado (Ro. 6:1).
     
      ix. Esforzarnos en la gracia de Cristo Jesús, 2 Timoteo 2:1
      A pesar de que vivimos en la era de la gracia, no debemos acomodar-nos sino esforzarnos en ella (RV1909).
      Asimismo debemos fortalecer-nos o tomar fuerzas en la gracia de nuestro Señor Jesucristo (PSH).
      La fortaleza de la gracia del Señor Jesús nos ayuda a poder sufrir penalidades como buenos soldados.
      Además los ministros de Dios deben buscar, enseñar y encargar a hombres fieles a que enseñen la sana doctrina.
     
      x. Crecer en la gracia de Jesucristo, 2 Pedro 3:18
      El cristiano no debe ser estático en la gracia del Hijo sino que debe ir creciendo poco a poco en ella (Lc. 2:52).
      La gracia del Señor debe estar en nosotros (Hch. 4:33), debe crecer y llenarnos (Jn. 1:14) y debe estar sobre nosotros (Lc. 2:40).
     
      xi. No debemos caer de la gracia de Cristo, Gálatas 1:6
      Cuando alguien quiere justificar-se por medio de cualquier tipo de ley, realmente se está separando de Cristo; se está vaciando de Él y cae de su gracia (Gá. 5:4).

Debemos pedirle al Señor que se apiade de nosotros y nos llene de su gracia y que nos ayude para vivir mientras esperamos a que regrese; asimismo debemos esperar la gracia que será derramada cuando el Señor Jesús regrese para llevarnos en el arrebatamiento.




Iglesia de Cristo Ebenezer Villa Nueva
Ministerios Ebenezer

13 Calle 14-25, Colonia Proyectos (o santa isabel 2) - Zona 3 de Villa Nueva, Guatemala.

correo@ebenezervillanueva.org


El boletín de Ebenezer Villa Nueva   El horario de Ebenezer Villa Nueva   El Blog de Ebenezer Villa Nueva   El Feed de Ebenezer Villa Nueva   Ebenezer Villa Nueva en Slideshare   Ebenezer Villa Nueva en Archive.Org

Todos los derechos reservados 2021

// Desarrollo Web, App's y automatización de Twitter