Ebenezer Villa Nueva en Twitter Biblia Radio Estudios Podcast Video Etiquetas App

LA VISIÓN DEL CARNERO Y DEL MACHO CABRÍO

    Compartelo en twitter     Compartelo en Telegram    estudio    escatologia    daniel    vision    carnero    macho    cabrio   

Vi en visión, (y aconteció cuando vi, que yo estaba en Susán, que es cabecera del reino en la provincia de Persia;) vi pues en visión, estando junto al río Ulai, Y alcé mis ojos, y miré, y he aquí un carnero que estaba delante del río, el cual tenía dos cuernos: y aunque eran altos, el uno era más alto que el otro; y el más alto subió á la postre. Vi que el carnero hería con los cuernos al poniente, al norte, y al mediodía, y que ninguna bestia podía parar delante de él, ni había quien escapase de su mano: y hacía conforme á su voluntad, y engrandecíase. Y estando yo considerando, he aquí un macho de cabrío venía de la parte del poniente sobre la haz de toda la tierra, el cual no tocaba la tierra: y tenía aquel macho de cabrío un cuerno notable entre sus ojos: Y vino hasta el carnero que tenía los dos cuernos, al cual había yo visto que estaba delante del río, y corrió contra él con la ira de su fortaleza. Y vilo que llegó junto al carnero, y levantóse contra él, é hiriólo, y quebró sus dos cuernos, porque en el carnero no había fuerzas para parar delante de él: derribólo por tanto en tierra, y hollólo; ni hubo quien librase al carnero de su mano. Y engrandecióse en gran manera el macho de cabrío; y estando en su mayor fuerza, aquel gran cuerno fué quebrado, y en su lugar subieron otros cuatro maravillosos hacia los cuatro vientos del cielo. Y del uno de ellos salió un cuerno pequeño, el cual creció mucho al mediodía, y al oriente, y hacia la tierra deseable. DANIEL 8:2-9



La Biblia indica en el capítulo ocho del libro de Daniel la visión del carnero y del macho cabrío, en la que explica la destrucción del imperio Medo-Persa, el surgimiento y caída del imperio Griego, la destrucción de Israel, la abominación desoladora y el surgimiento y destrucción del anticristo.

La visión del carnero y del macho cabrío se refiere a eventos que se cumplieron en el pasado; sin embargo lo escrito del cuerno pequeño del macho cabrío tiene doble cumplimiento, el primero fue histórico y el segundo aún está por cumplirse. A través de la visión del carnero y del macho cabrío el Señor le revela a Daniel información y eventos más detallados que los mostrados en la imagen del sueño de Nabucodonosor1 y que en la visión de las cuatro bestias2.

1. EL CARNERO CON DOS CUERNOS, UNO MÁS ALTO QUE EL OTRO DANIEL 8:3-4; 20

Y alcé mis ojos, y miré, y he aquí un carnero que estaba delante del río, el cual tenía dos cuernos: y aunque eran altos, el uno era más alto que el otro; y el más alto subió á la postre. Vi que el carnero hería con los cuernos al poniente, al norte, y al mediodía, y que ninguna bestia podía parar delante de él, ni había quien escapase de su mano: y hacía conforme á su voluntad, y engrandecíase. […] Aquel carnero que viste, que tenía cuernos, son los reyes de Media y de Persia. (Dn. 8:3-4, 20 RV-1909)

a. El carnero, Daniel 8:3, 20

El ángel Gabriel le explicó a Daniel que el carnero representa al Imperio Medo-Persa (v. 3, 20) que ocupó una vasto territorio1.

Recordemos que en la imagen del sueño de Nabucodonosor el imperio Medo-Persa está representado en el pecho y los brazos de plata (Dn. 2:32), luego en la visión de las cuatro bestias está representado por una bestia semejante a un oso (Dn. 7:5) y ahora, de nuevo está representado por una bestia, un carnero.

b. Los dos cuernos, uno más alto que el otro, Daniel 8:3

El cuerno más alto representa a los Medos al principio del imperio; y por otro lado representa a los Persas en el desarrollo del imperio quien tiene a Ciro el Grande como su rey más importante (2 Cr. 36:23; Dn. 5:28)1.

Los persas estuvieron dominados por los medos hasta el ascenso al trono persa de Ciro el Grande, quien derrocó a los gobernantes medos, conquistó los reinos de Lidia y de Babilonia, y estableció el Imperio Persa como poder predominante de la región.

c. El carnero dando cornadas al oeste, al norte y al sur, Daniel 8:4

Las cornadas con las que el carnero hería al oeste, al norte y al sur; y que además ninguna bestia podía hacerle frente se refiere a la expansión del Imperio Medo-Persa hacia tres puntos cardinales, pues éste le hizo la guerra a otros reinos, los destruyó y los conquistó (Dn. 8:4).

Cuando el ejercito Medo-Persa salía a la guerra utilizaban yelmos con cuernos; su imperio se extendió al oeste en Babilonia, Siria, Asia, y parte de Grecia; al norte en Iberia, Albania, Armenia, Escitia, Colchis y los habitantes del mar de Caspio; y al sur en Arabia, Etiopía, Egipto e India.

2. EL MACHO CABRÍO, DANIEL 8:5; 21-22

Mientras yo consideraba esto, he aquí un macho cabrío venía del lado del poniente sobre la faz de toda la tierra, sin tocar tierra; y aquel macho cabrío tenía un cuerno notable entre sus ojos. […] El macho cabrío es el rey de Grecia, y el cuerno grande que tenía entre sus ojos es el rey primero. Y en cuanto al cuerno que fue quebrado, y sucedieron cuatro en su lugar, significa que cuatro reinos se levantarán de esa nación, aunque no con la fuerza de él. (Dn. 8:5; 21-22 RV-1960)

a. El macho cabrío, Daniel 8:5, 21

El ángel Gabriel también le explicó a Daniel que el macho cabrío representa al Imperio Griego (v. 5, 21) que también ocupó una vasto territorio1; de hecho Grecia estaba situada al occidente de Persia.

Recordemos que en la imagen del sueño de Nabucodonosor el imperio Griego está representado en el viente y los muslos de bronce (Dn. 2:32), luego en la visión de las cuatro bestias está representado por una bestia semejante a un leopardo con cuatro alas de ave (Dn. 7:6) y ahora, de nuevo está representado por una bestia, un macho cabrío.

b. El cuerno notable entre sus ojos, Daniel 8:5, 21

El cuerno notable del macho cabrío representa a Alejandro Magno, porque Gabriel explica que "el cuerno grande que tenía entre sus ojos es el rey primero" y el "rey valiente" (v. 8:21; 11:3), quien dirigió la formación, las conquistas y la expansión del imperio Griego1.

c. Venía del occidente sobre la faz de toda la tierra, sin tocar el suelo; Daniel 8:5 LBLA

Esto se refiere a la rapidez con que Alejandro Magno expandió el imperio Griego, hasta llegar a la frontera de la India1.

Alejandro se convirtió muy joven en un conquistador mundial venciendo a las fuerzas persas en una serie de batallas decisivas entre 334 y 331 a.C.

d. El macho cabrío hirió al carnero, le quebró sus dos cuernos, lo derribó en tierra y lo pisoteó, Daniel 8:6-7

Y vino hasta el carnero de dos cuernos, que yo había visto en la ribera del río, y corrió contra él con la furia de su fuerza. Y lo vi que llegó junto al carnero, y se levantó contra él y lo hirió, y le quebró sus dos cuernos, y el carnero no tenía fuerzas para pararse delante de él; lo derribó, por tanto, en tierra, y lo pisoteó, y no hubo quien librase al carnero de su poder. (Dn. 8:6-7 RV1960)

La primera victoria de Alejandro sobre los persas fue cuando conquistó Asia Menor en la batalla de Gránico (334 a.C.); conquistó Siria en la batalla de Issos (333 a.C.), Fenicia en la batalla de Tiro (332 a.C.), Egipto y Mesopotamia en la batalla de Gaugamela (331 a.C.) y tomó las capitales persas de Susa (331 a.C.) y Persépolis (330 a.C.)1.

Luego conquisto Bactriana y Sogdiana y después llegó hasta la frontera con la India. Allí, en su gran victoria final, venció a los elefantes de guerra del rey Poros (Batalla del Jhelum) y condujo a sus tropas de vuelta a Susa8.

e. El macho cabrío se engrandeció sobremanera y su gran cuerno fue quebrado, Daniel 8:8

Y el macho cabrío se engrandeció sobremanera; pero estando en su mayor fuerza, aquel gran cuerno fue quebrado, y en su lugar salieron otros cuatro cuernos notables hacia los cuatro vientos del cielo. (Dn. 8:8 RV1960)

Habiendo conquistado un imperio de casi cuatro millones de kilómetros cuadrados Alejandro Magno pretendió ser un hijo de Júpiter Amón y por lo tanto pretendió se un dios y pidió que lo adoraran; sin embargo murió trágicamente a la edad de 33 años, de embriaguez o envenenamiento; tal como estaba anticipado (Dn. 8:8; 11:4).

f. Los cuatro cuernos notables hacia los cuatro vientos, Daniel 8:8

Los cuatro cuernos representan a los cuatro reinos que surgieron del Imperio Griego después de la muerte de Alejandro Magno (Dn. 8:8).

Los cuatro reinos quedaron en poder de cuatro de los principales generales de Alejandro (Dn. 11:4) que fueron Seleuco, a quien le sucedió Antíoco, en Asia Mayor o Babilonia y el norte de Siria y Mesopotamia; Ptolomeo en Egipto, Libia, Arabia y Palestina; Casandro o Antípatro en Grecia y Macedonia; y Lisímaco o Antígono en Asia Menor y Tracia.1

3. EL CUERNO PEQUEÑO, DANIEL 8:9-13, 23-26; 11; MATEO 24:14-42

Y de uno de ellos salió un cuerno pequeño, que creció mucho al sur, y al oriente, y hacia la tierra gloriosa. Y se engrandeció hasta el ejército del cielo; y parte del ejército y de las estrellas echó por tierra, y las pisoteó. Aun se engrandeció contra el príncipe de los ejércitos, y por él fue quitado el continuo sacrificio, y el lugar de su santuario fue echado por tierra. Y a causa de la prevaricación le fue entregado el ejército junto con el continuo sacrificio; y echó por tierra la verdad, e hizo cuanto quiso, y prosperó. Entonces oí a un santo que hablaba; y otro de los santos preguntó a aquel que hablaba: ¿Hasta cuándo durará la visión del continuo sacrificio, y la prevaricación asoladora entregando el santuario y el ejército para ser pisoteados?. (Dn. 8:9-13 RV1960)

Este pasaje habla acerca de dos proyecciones del cuerno pequeño, una pasada que se cumplió parcialmente en Antíoco IV Epífanes y otra escatológica que está por cumplirse.

En el versículo 9 explica que "Y de uno de ellos salió un cuerno pequeño, que creció mucho al sur, y al oriente, y hacia la tierra gloriosa"; el punto de referencia es Siria (v. 8:2-3) y el "sur" equivale a Egipto, el "oriente" es en dirección de la antigua Medo-Persia o Armenia y la "tierra gloriosa" se refiere a Israel (Dt. 8:7–9; Jer. 3:19).

Después de veinte años Antigono había perdido Babilonia y Siria, las cuales pasaron a manos de Seleuco I Nicanor, quien fue uno de los generales de Alejandro Magno y el primero de los reyes "del norte" (Dn. 11:5-35).

Luego de más de cien años de la dinastía de los seleucidas surgió el octavo rey, Antíoco IV Epífanes1 (175-164 a.C.), es decir el "cuerno pequeño" y el "hombre despreciable" (Dn. 11:5, 21) y uno de los más grandes perseguidores de Israel2.

a. Echó por tierra parte del ejército y de las estrellas y las pisoteó, Daniel 8:10

Al mismo tiempo que ocurrió la destrucción terrenal, hubo una potestad espiritual que hizo caer "estrellas" y las pisoteó; esas estrellas son potestades espirituales. Esa es la unidad diabólica de potestades espirituales y seres humanos.

La historia da el relato de las devastadoras persecuciones que sufrió el pueblo de Israel en Judá y Jerusalén especialmente desde el año 167 al 164 a.C.

b. Quitó el sacrificio continuo, Daniel 8:11-12

Antíoco IV Epífanes ordenó suprimir los holocaustos, los sacrificios y las ofrendas en el templo; asimismo ordenó profanar los días de reposo y las fiestas; además ordenó que se profanara y contaminara el templo y sus utensilios, también ordenó que se edificaran templos a los ídolos y que el pueblo dejara de cumplir la ley1.

Además sacrificó un cerdo sobre el altar del holocausto y roció su sangre en los atrios; asimismo colocó una estatua de Zeus en el Templo, colocó un altar sacrílego sobre el altar del holocausto y en el día 25 de cada mes ofrecieron animales inmundos sobre él.

c. Dos mil trescientas tardes y mañanas, Daniel 8:13-14

Entonces oí a un santo que hablaba; y otro de los santos preguntó a aquel que hablaba: ¿Hasta cuándo durará la visión del continuo sacrificio, y la prevaricación asoladora entregando el santuario y el ejército para ser pisoteados? Y él dijo: Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas; luego el santuario será purificado. (Dn. 8:13-14)

En estos versos se indica que la visión del sacrificio continuo, de la prevaricación asoladora que pisotea el santuario y al ejercito durará dos mil trescientas tardes y mañanas, que son dos mil trescientos días literales y que casi son 6 años y medio. Al hablar de tardes y mañanas se habla de los sacrificios porque se hacían en la tarde y la mañana.

Antíoco IV Epífanes murió seis años y medio después de ordenar que se suprimieran los holocaustos, los sacrificios y las ofrendas en el templo12; por lo que después de su muerte los sacrificios fueron restituidos.

d. La visión es para el tiempo del fin, Daniel 8:17-19, 23-26

Vino luego cerca de donde yo estaba; y con su venida me asombré, y me postré sobre mi rostro. Pero él me dijo: Entiende, hijo de hombre, porque la visión es para el tiempo del fin. Mientras él hablaba conmigo, caí dormido en tierra sobre mi rostro; y él me tocó, y me hizo estar en pie. Y dijo: He aquí yo te enseñaré lo que ha de venir al fin de la ira; porque eso es para el tiempo del fin. (Dn. 8:17-19)

Antíoco IV Epífanes fue una representación del hombre de pecado, el anticristo y murió cien años antes de que cayera su reino, que fue seguido por el imperio Romano.

Además ese pasaje muestra la proyección escatológica de la "prevaricación asoladora" (Dn. 8:13) o "abominación desoladora" (Dn. 11:31) que está descrita en Mateo 24:14-42.

Asimismo la expresión "el tiempo del fin" se relaciona con acontecimientos que acompañan a la venida pública del Señor1 para derribar los reinos de este mundo y para establecer su propio reino.

Veamos algunas características adicionales del anticristo considerando a Antíoco IV Epifanes:

i. El rey altivo de rostro y entendido en enigmas, Daniel 8:23

Y al fin del reinado de éstos, cuando los transgresores lleguen al colmo, se levantará un rey altivo de rostro y entendido en enigmas. (Dn. 8:23 RV1960)

El anticristo será una persona altiva y hábil en enigmas, dudas (RV1909), tretas enredadas (VM) e intrigas (LBLA); además, como lo vimos anteriormente, quitará los sacrificios diarios del templo y le colocará la "abominación desoladora" (Mt. 24:15).

ii. Su poder se fortalecerá, Daniel 8:24

Y su poder se fortalecerá, mas no con fuerza suya, y destruirá maravillosamente, y prosperará; y hará arbitrariamente, y destruirá fuertes y al pueblo de los santos. (Dn. 8:24 RV1909)

El poder que tendrá el anticristo no será por fuerza humana, sino diabólica, que convencerá y obligará al mundo a adorarle y a obedecerle.

A pesar de que los planes y propósito del anticristo son de las tinieblas él "prosperará" llevándolos a cabo sobre la tierra.

iii. Hecha por tierra la verdad y hace prosperar el engaño, Daniel 8:12, 25

Y a causa de la prevaricación le fue entregado el ejército junto con el continuo sacrificio; y echó por tierra la verdad, e hizo cuanto quiso, y prosperó. […] Con su sagacidad hará prosperar el engaño en su mano […]. (Dn. 8:12, 25)

El anticristo también actúa en contra de la verdad porque la hecha por tierra y también actúa a favor del engaño, por ejemplo, por medio de ministros extraviados (2 P. 2:15), de los que niegan que Jesús es el Cristo (1 Jn. 2:18-26), de Jezabel y potestades femeninas (Ap. 2:20), del gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, (Ap. 12:9) y de Babilonia, las mezclas y el ecumenismo (Ap. 18:23) porque lo hace prosperar para mantener engañado al mundo y conducir a las personas al error y a la perdición eterna2.

iv. Se levantará contra el Príncipe de los príncipes, pero será destruido, Daniel 8:25

Con su sagacidad hará prosperar el engaño en su mano; y en su corazón se engrandecerá, y sin aviso destruirá a muchos; y se levantará contra el Príncipe de los príncipes, pero será quebrantado, aunque no por mano humana. (Dn. 8:25)

El anticristo se levantará contra Cristo, es decir el "Príncipe de los príncipes", pero el Señor lo matará con el espíritu de su boca y lo destruirá con el resplandor de su venida (2 Ts. 2:8); porque está escrito que será "sin intervención humana" (LBLA).

Es interesante e importante que conozcamos la historia y la profecía bíblica porque debemos comprender los eventos que aún estar por suceder, para que estemos conscientes de los males que vienen sobre la tierra y dejemos que el Señor haga su obra en nuestra vida y nos consagremos para Él y le supliquemos que nos tenga por dignos de los castigos que vendrán sobre la tierra.




Iglesia de Cristo Ebenezer Villa Nueva
Ministerios Ebenezer

13 Calle 14-25, Colonia Proyectos/santa isabel 2 - Zona 3 de Villa Nueva, Guatemala.

correo@ebenezervillanueva.org


El horario de Ebenezer Villa Nueva       El Feed de Ebenezer Villa Nueva       Ebenezer Villa Nueva en Archive.Org

Todos los derechos reservados 2022

// Desarrollo Web, App's para Android y automatización de Twitter