Ebenezer Villa Nueva en Twitter Biblia Radio Estudios Podcast Video Etiquetas App

LA MADUREZ DE LOS HIJOS DE DIOS

    Compartelo en twitter     Compartelo en Telegram    estudio    hijo    madurez    teknion    teknon    huios   

Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño, mas cuando ya fuí hombre hecho, dejé lo que era de niño.

1 CORINTIOS 13:11 RV-1909

La Biblia enseña que la senda de los justos es como la luz de la aurora que va en aumento hasta que el día es perfecto (Pr. 4:18); esto, entre otras cosas, muestra que el cristiano debe avanzar en el proceso de crecimiento espiritual para dejar la niñez y llegar a la madurez y así alcanzar y disfrutar de las bendiciones que Dios tiene para él.

En cuanto al crecimiento en el evangelio de Lucas leemos dos etapas del crecimiento biológico y espiritual de Jesús; de recién nacido (Lc. 2:40) y de doce años (Lc. 2:52); también leemos en 1 Corintios 13:11 que el apóstol Pablo explica que el dejó de la niñez, creció y fue hecho hombre (1 Co. 13:11).

En el Nuevo Testamento se utilizan varias palabras griegas para referirse a las edades del crecimiento de las personas; algunas de ellas son: Bréfos1, n?piázo2, népios3, paidíon4, paîs5, neanískos6 y anér7.

Asimismo en el Nuevo Testamento hay tres palabras para referirse a los hijos en sus distintas edades de crecimiento; estas son: tekníon8, téknon9 y huiós10.

Las palabras anteriores nos dan información acerca del proceso de crecimiento espiritual que debe vivir el cristiano para dejar de ser bebé e hijo pequeño, porque en ese estado es muy vulnerable, fluctuante y llevado a donde sea por todo viento de doctrina (Ef. 4:14).

Dios es quien da el crecimiento espiritual del cristiano en cada etapa de su vida (1 Co. 3:6-7: 2 Co. 9:10) y para ello le provee de su Palabra (1 P. 2:2; Hch. 6:7; 12:24; 19:20), la doctrina apostólica (Ef. 2:20-211); asimismo el cristiano debe estar unido a Cristo (Ef. 4:15; Col. 2:19), crecer en el conocimiento de Padre (Col. 1:10), el conocimiento y la gracia de Jesucristo (2 P. 3:8).

Veamos algunos aspectos relacionados con el crecimiento espiritual hacia la madurez:

1. LOS HIJOS TEKNÍON, 1 JUAN 2:1

HIJITOS míos, estas cosas os escribo, para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, á Jesucristo el justo. (1 Jn. 2:1 RV-1909)

La palabra "hijitos" se traduce del griego "tekníon" que es un diminutivo de téknon y significa: Hijito, niñito8.

En el sentido biológico es un hijo pequeño, podríamos ubicarlo desde que está en el vientre hasta aproximadamente los doce años.

En un sentido espiritual es un cristiano que es niño espiritual ya sea porque es recién nacido espiritualmente o porque no ha avanzado en su crecimiento espiritual.

Veamos algunas características de los creyentes en edad de tekníon:

a. Pueden caer de la gracia, Gálatas 4:19

Hay creyentes que caen o se desvían de la gracia de Dios porque se exponen a falsas doctrinas; algunas de esas doctrinas son las judaizantes y las que anteponen las obras humanas ante la gracia y la justicia de Dios.

b. Corren el peligro de ser engañados, 1 Juan 3:7

Desde esta etapa el creyente corre el peligro de ser engañado por sí mismo, otras personas, sectas, doctrinas o espíritus1, por ejemplo:

[...]

c. Son como los esclavos, Gálatas 4:1

En esta etapa los creyentes, aunque son herederos, son semejantes a los esclavos y, de alguna manera, no pueden poseer ni disfrutar de la herencia que Dios le ha dado.

Además es siervo bajo filosofías y vanas sutilezas que son de acuerdo a las tradiciones de los hombres y los rudimentos del mundo (Gá. 4:3; Col. 2:8)

d. Son fluctuantes, Efesios 4:14

En esta etapa los creyentes son fluctuantes o inconstantes; asimismo son sacudidos y llevados a donde sea por los vientos de doctrinas que van apareciendo; y por ello necesitan ser alimentados con la leche espiritual.

e. Se les enseña del perdón de Dios, 1 Juan 2:1, 12

Se les debe enseñar a no pecar sino a consagrarse para Dios; también se les debe enseñar que Dios es amplio, fiel y justo en perdonar sus pecados (Is. 55:7; 1 Jn. 1:9) y que Jesucristo es su abogado que intercede por ellos ante el Padre.

f. Se les enseña a que se guarden de los ídolos, 1 Juan 5:21

También se les debe enseñar a que se guarden y huyan de toda forma de ídolos e idolatría (1 Co. 10:14) porque quienes la practican no heredan el reino de Dios (Gá. 5:19-21).

La idolatría no solamente es hacia ídolos u objetos de cualquier material, sino también a artistas, deportistas, músicos, cantantes, familiares, predicadores, instituciones, etc.

g. Deben ser alimentados con leche espiritual, 1 Pedro 2:2; Hebreos 5:13

Se debe alimentar al creyente con la leche espiritual no adulterada para que crezca para salvación; esta leche es la doctrina básica bíblica (1 Ti. 3:15).

Cinco tipos de leche espiritual1 que se le deben dar al cristiano son:

[...]

h. Deben estar cubiertos, Lucas 2:12

Desde recién convertido el creyente debe y necesita estar cubierto y protegido por los cinco ministerios que el Señor dio a la iglesia1, porque el enemigo busca destruirlo (Mt. 2:13).

i. Se les debe enseñar la doctrina escatológica, 1 Juan 2:18

Parte de la leche espiritual que se les debe dar a los creyentes es la doctrina acerca de los tiempos y eventos finales y del regreso del Señor para llevarse a su novia1.

Otros aspectos relacionados con el creyente en esta edad son:

[...]

2. LOS HIJOS TÉKNON, MATEO 15:26

Y respondiendo él, dijo: No es bien tomar el pan de los hijos, y echarlo á los perrillos. (Mt. 15:26 RV-1909)

La palabra "hijos" se traduce del griego "téknon" que significa: Niño, hijo9.

En un sentido biológico es un hijo que creció y dejó de ser niño, ya es un jovencito o un joven, pero aún no ha madurado.

En un sentido espiritual es un cristiano que está dejando de ser un niño espiritual, pero aún no ha madurado y por ello necesita avanzar en su crecimiento espiritual.

Veamos algunas características de los creyentes en edad de hijo téknon:

a. Siguen en peligro de muerte, Mateo 2:16-18

El cristiano en la etapa de hijo téknon sigue en peligro de muerte, porque el enemigo lo sigue asechando para destruirlo, pues él vino a matar, robar y destruir (Jn. 10:10).

b. Corren el peligro de levantarse en contra de sus padres, Mateo 10:21

En la etapa el creyente aún es inmaduro y ante la persecución a causa del Evangelio corre el peligro de levantarse en contra de sus padres y entregarlos a la destrucción o muerte.

c. Deben buscar su liberación debido a las herencias ancestrales, Mateo 18:25

El creyente debe seguir buscando su liberación y rescate de la vana manera de vivir que ha heredado de sus padres dejar de ser esclavo o no ser llevado cautivo (1 P. 1:18).

Asimismo debe buscar ser liberado de demonios (Mt. 17:18; Lc. 9:42).

d. Siguen desnudos al Señor, Marcos 14:51-52

En esta etapa hay creyentes que dicen seguir al Señor, pero no lo hacen de acuerdo a la Palabra de Dios porque están desnudos debido a que no reconocen ni se sujetan a los ministros de Dios (Ap. 3:17; 16:15); y ante la persecución corren el peligro de retroceder.

e. No mueren a sí mismos, Lucas 16:25

El creyente que duerme siendo téknon corre el peligro de no morir a sí mismo porque no se consagra, no busca su liberación ni restauración y por ello va a la Gehena para ser purificado1.

f. Participarán de la tribulación, Lucas 19:44

El creyente que, al momento del regreso del Señor, se haya quedado como téknon no será arrebatado, sino que se quedará a la tribulación para purificar sus vestiduras con la sangre del Cordero (Ap. 7:14).

g. Restauración familiar, Lucas 1:17

El Señor envía el espíritu y el poder de Elías sobre la iglesia para convertir el corazón de los padres hacia los hijos para que haya reconciliación y restauración familiar; asimismo para liberar a los rebeldes de su mala conducta.

h. El pan de la liberación, Mateo 15:26

El Señor le provee el pan de la liberación a sus hijos (Mt. 15:22-26); para liberarlos de demonios, espíritus inmundos y de cualquier otra atadura que estorben sus vidas.

i. La Palabra de Dios debe morar en ellos, 1 Juan 2:14

El creyente téknon debe esperar al Señor para que le de fuerzas (Is. 40:31), alimentarse continuamente de la Palabra de Dios para que more en él y colocarse la armadura de Dios (Ef. 6:13-17) para poder vencer al maligno.

Otros aspectos relacionados con el creyente en esta edad son:

[...]

3. LOS HIJOS HUIÓS, HECHOS 2:17

Y será en los postreros días, dice Dios, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; y vuestros mancebos verán visiones, y vuestros viejos soñarán sueños. (Hch. 2:17 RV-1909)

La palabra "hijos" se traduce del griego "huiós" que significa: Hijo, descendiente10.

En sentido biológico es un hijo que creció, dejó de ser hijo pequeño (tekníon), tampoco es un hijo jovencito (téknon), sino que es un hijo maduro (huiós).

En sentido espiritual es un cristiano que avanza en el proceso de crecimiento; pues dejó de ser un niño espiritual, siguió creciendo y dejó la etapa de juventud espiritual, llegó a la madurez espiritual y sigue creciendo.

El crecimiento espiritual del cristiano no necesariamente está relacionado a su edad biológica ni al tiempo que tiene de ser creyente ni de asistir a la iglesia.

Veamos algunas características de los creyentes en edad de hijo huiós:

a. Deben avanzar en su liberación, Mateo 17:15; Marcos 9:17; Lucas 9:38-39

A pesar de que estos hijos están creciendo, madurando, venciendo y conquistando varias áreas de su vida; aún deben seguir avanzando en su liberación porque pueden persistir problemas de ser lunático (Mt. 17:5), de demonios o espíritus inmundos (Mr. 9:17; Lc. 9:38-39).

b. Deben vencer los problemas de egoísmo, Mateo 20:20-21; Marcos 10:35-37

En esta etapa los cristianos aún deben seguir combatiendo los problemas de egoísmo, codicia o de ambición personal ya sea material o espiritual como los que en algún momento manifestaron los apóstoles Jacobo y Juan.

c. Deben ser sanos de ceguera, Marcos 10:46

En esta edad espiritual el cristiano puede seguir siendo afectado por problemas de ceguera espiritual (Jn. 9:19-20) o se le pueden presentar en esta época (Mr. 10:46); en ambos casos necesita buscar al Señor para que lo sane completamente.

d. Caen en problemas de división, Lucas 12:52-53

También en esta etapa el cristiano corre el riesgo de participar, apoyar o avalar divisiones en la iglesia, misión o denominación; por eso su espíritu y alma deben ser sanos completamente de ello y deben crecer en la fidelidad.

e. Se van de la casa, Lucas 15:11-13

Otro problema que también sigue asechando a los hijos huiós es querer abandonar la casa paterna como le ocurrió al hijo pródigo, quien se fue lejos, desperdició su herencia y vivió perdidamente.

El cristiano debe buscar la liberación y restauración de su alma para vencer completamente este tipo de ataques, deseos o planes.

f. Se apartan de la casa, Lucas 15:25

El hermano del pródigo no se fue de la casa; sin embargo se mantenía alejado y en el campo y cuando el pródigo regresó, no entró a la fiesta.

Estos son cristianos que aunque no se van físicamente de la casa, interna o espiritualmente ya no están en ella y, por ejemplo, no participan de las fiestas espirituales (Lc. 15:28), no siguen las instrucciones paternales (Lc. 15:28), mienten, tienen sus propios intereses (Lc. 15:29) y acusan a los demás como excusa para no involucrarse (Lc. 15:30).

g. Deben permanecer en la casa, Juan 8:35

El cristiano en esta edad debe permanecer en la casa paterna ministerial, que también debe ser casa de Dios; y por ello debe vencer los problemas de rebeldía o de querer irse como el caso del hijo pródigo o de querer alejarse como el hermano del pródigo.

h. Deben soportar la disciplina, Hebreos 12:5

Hay casos en que los hijos huiós deben recibir disciplina y no deben menospreciarla ni desmayar cuando los reprenden, sino que, aunque no les produzca alegría (He. 12:11), deben soportar; pues de esa manera manifiestan de que son hijos y no bastardos (He. 12:8).

i. Son buena semilla, Mateo 13:38; 8:12

Los hijos huiós son la buena semilla que el Señor Jesús ha sembrado en mundo para que fructifiquen y prediquen las buenas nuevas del Evangelio; sin embargo, si se descuidan y se apartan del Señor corren el peligro de ser echados a las tinieblas de afuera (Mt. 8:12).

j. La llenura del Espíritu Santo, Hechos 2:17

El Señor cumple su promesa y envía la llenura y el bautismo en el Espíritu Santo sobre sus hijos, desde que son muy pequeños espiritualmente (Lc. 1:41) hasta que alcanzan la madurez (Hch. 2:17); asimismo les regala dones y visiones para la edificar a la iglesia.

La Biblia enseña que el deseo de Dios es que cada cristiano crezca espiritualmente en todos los aspectos de su vida, permaneciendo unido a la cabeza que es Jesucristo (Ef. 4:15).

Para poder crecer espiritualmente de forma saludable el Señor nos da su Espíritu Santo, su Palabra, la Santa Cena, ha dejado a sus ministros y provee de lo necesario (1 P. 2:2).




Iglesia de Cristo Ebenezer Villa Nueva
Ministerios Ebenezer

13 Calle 14-25, Colonia Proyectos/santa isabel 2 - Zona 3 de Villa Nueva, Guatemala.

correo@ebenezervillanueva.org


El horario de Ebenezer Villa Nueva       El Feed de Ebenezer Villa Nueva       Ebenezer Villa Nueva en Archive.Org

Todos los derechos reservados 2022

// Desarrollo Web, App's para Android y automatización de Twitter