Ebenezer Villa Nueva en Twitter Biblia Radio Estudios Podcast Etiquetas Blog App

LA LLENURA DEL ESPÍRITU SANTO (1)

    Compartelo en twitter     Compartelo en Telegram    estudio    llenura    espiritu    santo    desierto    vencer    tentacion    conversion   

Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron á hablar en otras lenguas, como el Espíritu les daba que hablasen.

HECHOS 2:4

La Biblia muestra que Dios se ha revelado a la humanidad y a los suyos a través de los tiempos en las manifestaciones de su tri-unidad para realizar su obra y bendecirlos.

El Antiguo Testamento deja ver que el Padre se manifiesta principalmente a la humani-dad e Israel; los Evangelios muestran que el Hijo se manifiesta principalmente a Israel y el libro de los Hechos deja ver que el Espíritu Santo se manifiesta principalmente a la iglesia.

A través de los tiempos el Espíritu Santo ha actuando con el Padre y con el Hijo; por ello vemos que algunas veces se manifestó en el Antiguo Testamento y en los Evangelios.

Ahora bien desde la fiesta de Pentecostés, descrita en el libro de los Hechos capítulo 2, el Espíritu Santo vino a la iglesia y en los creyentes para hacer morada y obrar en ellos.

En los estudios anteriores hicimos un acercamiento a la era del Espíritu Santo a través de algunos de los versos en los que la Biblia habla del Espíritu Santo1. Ahora en esta serie de estudios haremos un acercamiento a la llenura del Espíritu Santo a través de algunos de los versos en los que la Biblia habla de ella.

Ahora bien, luego de que hemos sido bautizados en el Espíritu Santo2 debemos buscar la llenura del Espíritu Santo con fe (Gá. 3:2, 14) en consagración; congregándonos, en paz y armonía con los hermanos (Hch. 1:4-5; 2:1), sirviéndole al Señor (Hch. 2:18), en oración (Hch. 4:31) y escuchando la Palabra de Dios (Hch. 10:44-45).

La Biblia enseña varias de las bendiciones que recibimos o actividades u obras en las que somos habilitados o activados cuando estamos llenos del Espíritu Santo; veamos unos aspectos relacionados a la llenura del Espíritu Santo:

1. LA LLENURA DEL ESPÍRITU SANTO PARA ATRAVESAR EL DESIERTO, LUCAS 4:1

1 Y JESÚS, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fué llevado por el Espíritu al desierto. (Lc. 4:1 RV-1909)

Lucas 4:1 nos enseña que para poder atravesar con victoria el desierto necesitamos estar plenos, llenos y satisfechos del Espíritu.

Recordemos, por ejemplo, que fue en el desierto en donde Israel tentó varias veces a Dios al extremo de enojarlo (He. 3:8; 17); incluso en el desierto el pueblo fue rebelde y el Espíritu Santo se volvió su enemigo (Is. 63:10); precisamente por ello necesitamos la llenura del Espíritu Santo para atravesar desierto agradan-do a Dios y con la comunión del Espíritu Santo.

Algunos peligros adicionales del desierto que vamos a vencer o ser librados con la llenura del Espíritu Santo son:

A. Falsos cristos, Mateo 24:26

B. Estorbos de espíritus inmundos y demonios, Lucas 8:29

C. Practicar la idolatría, Hechos 7:42-43

D. Ser sediciosos, Hechos 21:38

E. Perecer en el desierto, 1 Corintios 10:5

F. Endurecer el corazón, Hebreos 3:8

G. Provocar al Señor, Hebreos 3:8

2. LA LLENURA DEL ESPÍRITU SANTO PARA VENCER LA TENTACIÓN, LUCAS 4:1-2

1 Y JESÚS, lleno3 del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fué llevado por el Espíritu al desierto 2 Por cuarenta días, y era tentado del diablo. Y no comió cosa en aquellos días: los cuales pasados, tuvo hambre. (Lc. 4:1-2 RV-1909)

Con la llenura del Espíritu Santo no vamos a ceder ante el tentador (Mt. 4:3), las tentaciones ni la concupiscencia (Stg. 1:14), sino que las rechazaremos, saldremos de ellas (1 Co. 10:13), las combatiremos con la Palabra de Dios (Lc. 4:4, 8, 12) o huiremos de ellas (1 Co. 6:18, 10:14) para no pecar ni para volvernos al mundo (1 Ts. 3:5), sino que agradaremos al Señor y luego el Espíritu Santo nos investirá de su poder (Lc. 4:14).

Otras de las tentaciones que vamos a rechazar con la llenura del Espíritu Santo son:

A. De comida, Lucas 4:3-4

B. De buscar la gloria de los reinos del mundo, Lucas 4:5-7

C. De buscar experiencias sobrenaturales, Lucas 4:9-11

D. Sexuales, 1 Corintios 7:5

E. De abandonar la fe, 1 Tesalonisenses 3:5

F. De la persecución, Apocalipsis 2:10

3. LA LLENURA DEL ESPÍRITU SANTO PARA QUE LOS HIJOS SE CONVIERTAN AL SEÑOR, LUCAS 1:15-16

15 Porque será grande delante de Dios, y no beberá vino ni sidra; y será lleno del Espíritu Santo, aun desde el seno de su madre. 16 Y hará que muchos de los hijos de Israel se conviertan al Señor Dios de ellos. (Lc. 1:15-16 RV-1909)

La palabra "lleno" se traduce del griego "pl?th?" que indica "cumplir" y se traduce: Cumplir, llenar, proporcionar1. La palabra "conviertan" se traduce del griego "epistrépho?" que significa: Volver, convertir, regresar, volver-se, convertirse, revertir, venir de nuevo, dar la vuelta.2

El Espíritu Santo quiere llenarnos para utilizarnos para que muchos se arrepientan, conviertan, vuelvan, regresen, vengan de nuevo de sus pecados para que sean perdonados (Hch. 3:19).

El Espíritu Santo también quiere llenarnos para utilizarnos para que los creyentes se conviertan de cosas como:

A. El corazón de los padres a los hijos, Lucas 1:17

B. Los rebeldes a la prudencia de los justos, Lucas 1:17

C. De la maldad, Hechos 3:26

D. De la idolatría, Hechos 14:15; 1 Tesalonisenses 1:9

E. De las tinieblas, Hechos 26:18

F. De la potestad de Satanás, Hechos 26:18

G. Del error, Santiago 5:19

H. Del pecado, Santiago 5:20

I. De estar descarriados, 1 Pedro 2:25

4. LA LLENURA DEL ESPÍRITU SANTO PARA BENDECIR A LA IGLESIA, LUCAS 1:41-42

41 Y aconteció, que como oyó Elisabet la salutación de María, la criatura saltó en su vientre; y Elisabet fué llena4 del Espíritu Santo, 42 y exclamó a gran voz, y dijo: Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre. (Lc. 1:41-42 RV-1909)

El Señor Jesús explicó que su madre y sus hermanos son sus discípulos y los que hacen la voluntad del Padre (Mt. 12:48-50).

Es decir que El Espíritu Santo quiere llenarnos para que podamos bendecir a la iglesia y a los discípulos del Señor no solamente con buenas intenciones sino con bendiciones del cielo que cambien o transformen para bien la vida de cada uno de ellos.

Recordemos que hay personas que, por alguna razón, no están habilitadas para bendecir a otros, incluso a su propia familia ni a sus hijos, como el caso de Jacob (Gn. 49; He. 11:21), pero con la llenura del Espíritu Santo sí podemos bendecirlos.

Con la llenura del Espíritu Santo vamos a poder a bendecir, por ejemplo, a:

A. A los que nos maldicen, Mateo 5:44

B. Bendecir los panes y para que se multipliquen, Mateo 14:19

C. Para convertirse de la maldad, Hechos 3:26

D. A los que nos persiguen, Romanos 12:14

E. A los hijos, Hebreos 11:20

5. LA LLENURA DEL ESPÍRITU SANTO PARA PROFETIZAR, LUCAS 1:67-68

67 Y Zacarías su padre fué lleno4 de Espíritu Santo, y profetizó, diciendo: 68 Bendito el Señor Dios de Israel, Que ha visitado y hecho redención á su pueblo, (Lc. 1:67-68 RV-1909)

El Espíritu Santo quiere darnos dones entre los que está el don de profecía1, por ello quiere llenarnos para que podamos profetizar2.

1 Corintios 14:3 dice "Mas el que profetiza, habla á los hombres para edificación, y exhortación3, y consolación."; es decir que el Espíritu Santo quiere llenarnos para edificar, ayudar, estimular, confortar, exhortar, consolar y enseñar a la iglesia (1 Co. 14:1, 3-4; 31).

La profecía traslada mensajes de parte de Dios que, por ejemplo, pueden declarar eventos pasados, presentes, futuros o desconocidos a la iglesia o a algún hermano (Hch. 11:27-28; 21:10-11) e incluso en algunos casos a los inconversos (1 Co. 14:24-25; Jon. 3:4).

Algunos aspectos relacionados con las profecías son:

A. Los hombres deben profetizar con la cabeza descubierta, 1 Corintios 11:4

B. Las mujeres deben profetizar con la cabeza cubierta, 1 Corintios 11:5

C. Deben darse en orden, 1 Corintios 14:4-5

D. Deben darse por turnos, 1 Corintios 14:29, 31-33, 39-40

E. Deben estar de acuerdo a las Escrituras, 2 Pedro 1:19-21

F. No tienen la misma autoridad que la Biblia, Deuteronomio 12:32; Apocalipsis 22:18

6. LA LLENURA DEL ESPÍRITU SANTO PARA HABLAR EN OTRAS LENGUAS, HECHOS 2:4

4 Y fueron todos llenos4 del Espíritu Santo, y comenzaron á hablar en otras lenguas, como el Espíritu les daba que hablasen. (Hch. 2:4 RV-1909)

6 Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban. (Hch. 19:6 RV-1909)

Una de las señales de haber sido bautizados en el Espíritu Santo2 es hablar en otras lenguas o lenguas espirituales (1 Co. 14:2, 5) para nuestra edificación personal (1 Co. 14:4).

Asimismo el Espíritu Santo quiere darnos dones, entre los que se encuentra el don de diversos géneros de lenguas para la edificación de la iglesia cuando son interpretadas por el don de interpretación de lenguas (1 Co. 12:10; 28; 14:5).

Es decir que el Espíritu Santo quiere llenarnos para que hablemos en lenguas y para darnos el don de diversos géneros de lenguas para que las hablemos.

Consideremos algunos aspectos relaciona-dos a las lenguas que el Espíritu Santo nos da:

A. Lenguas humanas, Hechos 2:11, 46

B. Lenguas espirituales, 1 Corintios 12:10; 14:2, 4

C. Lenguas angelicales, 1 Corintios 13:1

Debemos darle gracias al Señor por haber-nos dado adentro de nosotros a su Espíritu Santo cuando nos hizo nacer de nuevo; asimismo debemos pedir y buscar pacientemente el bautismo en el Espíritu Santo; además debemos buscar la llenura del Espíritu Santo para que siga haciendo y perfeccionando su extraordinaria obra en nuestra vida y para que seamos vasos de honra, útiles en las manos del Señor.






Iglesia de Cristo Ebenezer Villa Nueva
Ministerios Ebenezer

13 Calle 14-25, Colonia Proyectos/santa isabel 2 - Zona 3 de Villa Nueva, Guatemala.

correo@ebenezervillanueva.org


El Feed de Ebenezer Villa Nueva   Ebenezer Villa Nueva en Archive.Org   Ebenezer Villa Nueva en Gettr   Ebenezer Villa Nueva en Twitter   Ebenezer Villa Nueva en Gab   Ebenezer Villa Nueva en Instagram

Todos los derechos reservados 2022

// Desarrollo Web, App's para Android y automatización de Twitter