Ebenezer Villa Nueva en Twitter BIBLIA RADIO PODCAST VIDEO ESTUDIOS NOSOTROS ETIQUETAS

DIDASKALÍA: LA EVOLUCIÓN DE LOS HIJOS DE DIOS (1)

Descarga el estudio bíblico en PDF     Compartelo     Compartelo     Compartelo en WhatsApp     Compartelo en Telegram    tags #   madurez    hijo    huios    dios    didaskalia   

Mas á todos los que le recibieron, dióles potestad de ser hechos hijos de Dios, á los que creen en su nombre: Los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, mas de Dios.

JUAN 1:12-13 RV-1909

La Biblia enseña que a todas las personas que han recibido al Señor Jesús y creen en su nombre se les dio el poder, autoridad y capacidad[1] de llegar a[2] ser hijitos[4] de Dios (Jn. 1:12); es decir que el cristiano debe vivir y avanzar en un proceso de liberación, restauración y transformación para llegar a ser hijo de Dios.

En el Nuevo Testamento se utilizan tres palabras griegas para referirse a los hijos en sus distintas edades de crecimiento; estas son: Tekníon[1], téknon[2] y huiós[3],[4]. Estas palabras nos dan información acerca del proceso de crecimiento espiritual que debe vivir el cristiano para dejar de ser un bebé[3] e hijo pequeño[4] y llegar a ser hijo maduro[5].
      Dios es quien le da el crecimiento espiritual a los cristianos para que avancen hacia la madurez (1 Co. 3:6-7: 2 Co. 9:10) y por ello estos deben están unidos a Cristo (Ef. 4:15; Col. 2:19); asimismo Dios les provee de su Palabra (1 P. 2:2; Hch. 6:7; 12:24; 19:20) y la doctrina apostólica (Ef. 2:20-211). El cristiano también debe crecer en el conocimiento del Padre (Col. 1:10), en el conocimiento y la gracia de Jesucristo (2 P. 3:8).
      En el Nuevo Testamento encontramos varias etapas a través de las cuales el cristiano que ha alcanzado la edad espiritual de huiós debe seguir evolucionando.
      Veamos algunos aspectos relacionados con la evolución de los huiós de Dios:

1. HIJOS DE LUZ, LUCAS 16:8; JUAN 12:36; 1 TESALONISENSES 5:5

Entre tanto que tenéis la luz, creed en la luz, para que seáis hijos5 de luz. Estas cosas habló Jesús, y fuése, y escondióse de ellos. (Jn. 12:36 RV-1909)

      La palabra "luz" se traduce del griego "fos" que significa: Luz, fuego, resplandor1.
      Ser hijos de luz significa ser hijos de Jesús porque Jesús es la luz verdadera (Jn. 8:12; 1:4; 12:46; Sal. 36:9).
      Antes de recibir al Señor Jesús estábamos y eramos tinieblas; vivíamos en la región y bajo las sombras de muerte (Mt. 4:16; Ef. 5:8), pero desde que Jesús entró a nuestra vida empezamos a convertirnos de las tinieblas a la luz (Hch. 26:18).
      En algunos aspectos los hijos de este mundo son más sagaces que los hijos de luz, pero porque éstan es una de las primeras etapas de la evolución de los hijos de Dios (Lc. 16:8). Veamos algunas características de los hijos de luz:

a. Creen en la luz, Juan 12:36

Para ser hijos de luz primero se debe creer en Jesús porque Él es la luz; y luego hay que seguirlo (Jn. 8:12).
      Los hijos de luz deben abandonar sus deseos personales (Mt. 4:19-22; 8:22; 9:9); negarse así mismo, tomar su cruz y seguir al Señor (Mt. 10:38; 16:24).
      Los hijos de luz deben estar apercibidos para no ser engañados porque el enemigo se viste de ángel de luz (2 Co. 11:14).

b. Se separan de las tinieblas, Génesis 1:4

Los hijos de luz comprenden que Dios separó la luz de las tinieblas y por lo tanto ellos no tienen comunión con las tinieblas, no andar en yugo desigual con ellas (2 Co. 6:14) sino que se separan de ellas.
      Asimismo el cristiano debe tener claro de que Dios es luz y en Él no hay tinieblas (1 Jn. 1:5).

c. Andan como hijos de luz, Efesios 5:8

Los hijos de luz andan, caminan y viven como hijos de luz; dando frutos de bondad, justicia y verdad (Ef. 5:9) y haciendo lo que agrada al Señor (Ef. 5:10).
      Los hijos de luz tienen comunión con otros hijos de luz (1 Jn. 1:7); la sangre de Jesús los limpia y no aborrecen a sus hermanos (1 Jn. 2:9) sino que los aman (1 Jn. 2:10).

d. No participan de las obras de las tinieblas, Efesio 5:10-12

La luz hace que todas las cosas se hagan evidentes; por eso los hijos de luz no participan ni hacen las obras de las tinieblas ni en privado ni en público, sino que tienen luz y son transparentes en su carácter, forma de vivir y de actuar (Jn. 3:21; Ef. 5:10-14).
      Los hijos de luz andan como de día, con honestidad, no en glotonerías, no en borracheras, no en lujurias, no lascivias, no en contiendas ni envidas (Ro. 13:12-13).

e. Se visten de las armas de luz, Romanos 13:12

Los hijos de luz también se visten de las armas de luz y del Señor Jesucristo para estar protegidos, combatir los ataques de las tinieblas (Ef. 6:13-17; He. 4:12), destruir fortalezas, derribar argumentos y altivez que se levantan contra el conocimiento de Dios (2 Co. 10:4).
      Asimismo hacen que sus miembros sean armas de justicia para el Señor (Ro. 6:13; 2 Co. 6:7)

f. Iluminan en el mundo, Mateo 5:14

Los hijos de luz iluminan en el mundo; glorifican a Dios con su forma de vida y sus buenas acciones y obras (Mt. 5:14-16; Hch. 13:47); no son murmuradores ni contencio-sos, sino irreprensibles y sencillos; buscan su limpieza espiritual y retienen la Palabra de vida (Fil. 2:14-16).

g. Tienen ojos sanos, Mateo 6:22-23

Los hijos de luz tienen ojos sinceros (RV-1909), buenos (RV-1960), sencillos (VM) y sanos (LBLA) porque buscan su liberación, restauración y sanidad espiritual (Mt. 6:22; Lc. 6:41); por ello no tienen ojos malos (Mt. 6:23), ni altivos (Pr. 6:17; 21:4; Mt. 6:23), no los tienen puestos en las riquezas (Pr. 23:5), ni en el pecado (Pr. 27:20).

2. LOS HIJOS DE PAZ, LUCAS 10:5-6

En cualquiera casa donde entrareis, primeramente decid: Paz sea á esta casa. Y si hubiere allí algún hijo5 de paz, vuestra paz reposará sobre él; y si no, se volverá á vosotros. (Lc. 10:5-6 RV-1909)

      La palabra "paz" se traduce del griego "eir?n?" que probablemente se deriva de eir? que significa unir; y a su vez implica prosperidad y significa: Uno, paz, bienestar, tranquilidad, descanso1.
      Otra de las etapas en la evolución de los hijos de Dios es llegar a ser hijos de paz.
      Los significados anteriores dejan ver que los hijos de paz se caracterizan porque no dividen sino que viven en unidad2 (Ef. 4:3); andan en paz, tranquilidad, viven y le producen bienestar a los demás.
      Veamos algunos aspectos relacionados con los hijos de paz:

a. Justificados por la fe, Romanos 5:1

Los hijos de paz saben y creen que han sido justificados ante Dios por medio de la fe en el sacrificio de Jesucristo; tienen claro de que no pueden ser justificados por medio de las obras.

b. Viven en la paz de Dios, Juan 14:27

Los hijos de paz no viven atormenta-dos, turbados ni con miedo por las circunstancias ni la persecución; tampoco viven según la paz del mundo, sino que viven en la paz que reciben del Padre (Ro. 15:33), del Hijo (Jn. 14:27, 33) y del Espíritu Santo (Gá. 5:22).

c. Son pacificadores, Mateo 5:9; Juan 14:27; 1 Corintios 14:26

El Señor Jesús explicó que si en alguna casa hay un hijo de paz, la paz reposará sobre él (Lc. 10:6). Esto deja ver que los hijos de paz llevan paz a su casa y a la iglesia en donde se congregan (1 Co. 14:26).
      Asimismo muestra que los hijos de paz reciben la paz apostólica.
      Los hijos de paz siempre son pacificadores y por ello serán llamados hijos de Dios (Mt. 5:9).

d. Anuncian el evangelio de la paz, Romanos 10:15

Los hijos de paz tienen pies hermosos porque reconocen a la autoridad apostólica que los envía1 a anunciar el evangelio de la paz y el evangelio del bien y de las bendiciones de Dios.

e. Se calzan con el apresto del evangelio de la paz, Efesios 6:15

Los hijos de paz, a pesar de que son hijos de paz también se visten de la armadura de Dios y se calzan con el evangelio de la paz cuando deben combatir en contra del enemigo; y el Dios de paz lo quebranta debajo de sus pies (Ro. 16:20).

f. Producen el fruto del Espíritu, Gálatas 5:22

Los hijos de paz reciben el bautismo en el Espíritu Santo, por ello andan en el espíritu y producen el fruto del espíritu; y lo manifiestan viviendo en paz.

g. Conocen al Dios y al Señor de paz, Romanos 15:33; 2 Tesalonisenses 3:16

Los hijos de paz conocen a Dios como el Dios y el Señor de paz y lo muestran en su conducta:
     
      i. Oran a favor de su cobertura, Romanos 15:30-33
     
      ii. Se apartan de los que causan divisiones, Romanos 16:17-20
     
      iii. No le dan lugar a la confusión en su vida ni en la congregación, 1 Corintios 14:33
     
      iv. Buscan la perfección, 2 Corintios 13:11
     
      v. Se cuidan de las cosas que llegan a su mente, Filipenses 4:8
     
      vi. Están siendo santificados, 1 Tesalonisenses 5:23
     
      vii. Obedecen y se sujetan a sus pastores, Hebreos 13:20
     
      viii. Trabajan, 2 Tesalonisenses 3:11-16

3. LOS HIJOS DE CONSOLACIÓN, HECHOS 4:36

Entonces José, que fué llamado de los apóstoles por sobrenombre, Bernabé, (que es interpretado, Hijo5 de consolación) Levita, natural de Cipro, como tuviese una heredad, la vendió, y trajo el precio, y púsolo á los pies de los apóstoles. (Hch. 4:36-37 RV-1909)

      La palabra "consolación" se traduce del griego "parákle?sis" que significa: Llamamiento a lado de uno, exhortación, ayuda, estímulo, consuelo, súplica, ruego1. Se deriva de "parakaléo?" que significa: Rogar, alentar, infundir ánimo, pedir, suplicar, consolar, confortar, animar2.
      El nombre Bernabé significa: Hijo de profecía, o exhortación y consolación3; hijo del profeta o consolación4.
      Los significados anteriores dejan ver que los hijos de consolación consuelan, exhortan, ayudan, suplican y ruegan.
      Veamos algunas otras características de los hijos de consolación:

a. Consuelan a través de la Palabra de Dios, Hechos 13:15

Los hijos de consolación utilizan la Palabra de Dios para consolar a los hermanos; asimismo cuando predican con-suelan a la congregación (Ro. 15:4; Hch. 13:15, 15:32) para que, entre otros, sean salvos de esta perversa generación (Hch. 2:40), permanezcan fieles al Señor (Hch. 11:23) y permanezcan en la fe (Hch. 14:22).
      Los hijos de consolación también han sido enseñados en la doctrina apostólica, la han aprendido y han sido delegados para enseñarla y así consuelan a los hermanos (Hch. 15:28-31; 1 Ti. 4:13; 2 Ti. 4:2; Tit. 1:9).

b. Consuelan a través de los dones, 1Corintios 14:3

Los hijos de consolación que tienen don de profecía, cuando profetizan consuelan, edifican y exhortan a la congregación1 (1 Co. 14:3, 31; Hch. 9:31).
      Asimismo los hijos de consolación que tienen el don de consolar2, lo utilizan para consolar a los demás hermanos y a la congregación (Ro. 12:8).

c. Son humildes, 2 Corintios 7:6

Los hijos de consolación son humildes y por eso Dios los consuela; y ellos pueden consolar a otros (2 Co. 7:6-7).
      Asimismo los hijos de consolación están aprendiendo a ser mansos y humildes (Mt. 11:29) y por eso también reciben mayor gracia de Dios (Stg. 4:6).

d. Consuelan y le hablan al corazón de la iglesia, Isaías 40:1-2

Dios utiliza a los hijos de consolación para consolar periódicamente al pueblo de las soledades y los lutos (Is. 51:3, 12; 61:2; 66:11-13); asimismo le hablan a su corazón indicándoles que su tiempo se cumplió y les anuncian el perdón de parte de Dios de sus transgresiones, pecados e iniquidades (Sal. 32:1-2).

e. Conocen al Dios de la consolación, Romanos 15:5; 2 Corintios 1:3

Los hijos de consolación conocen al Dios de toda consolación quien los consuela para que luego ellos puedan consolar a los hermanos que están pasando tribulaciones (2 Co. 1:4-5; 7:4).
      Asimismo el Dios de la paciencia y la consolación les ayuda para que estén unánimes con el resto de la congregación de acuerdo al Señor Jesús (Ro. 15:5).

f. La paternidad ministerial, 1 Tesalonisenses 2:11

Cuando los hijos de consolación son ministros deben consolar a las ovejas como a hijos; a los ancianos como a padres, a las ancianas como a madres y a las jovencitas como a hermanas (1 Ti. 5:1-2) con toda paciencia y doctrina (2 Ts. 4:2).

La Biblia enseña que el deseo de Dios es que cada cristiano crezca espiritualmente en todos los aspectos de su vida, permaneciendo unido a la cabeza que es Jesucristo (Ef. 4:15).
      Los cristianos deben dejar que el Espíritu Santo los libere, restaure y transforme para evolucionar como hijos de Dios; Él asimismo ha dado su Palabra, la Santa Cena, sus ministros (Ef. 4:11-13) y les provee de todo lo necesario para crecer como sus hijos (1 P. 2:2).





LA EVOLUCIÓN DE LOS HIJOS DE DIOS (1)

LA EVOLUCIÓN DE LOS HIJOS DE DIOS (1)

16/03/2020

Mas á todos los que le recibieron, dióles potestad de ser hechos hijos de Dios, á los que creen en su nombre: Los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, mas d[...]





LA EVOLUCIÓN DE LOS HIJOS DE DIOS (2)

LA EVOLUCIÓN DE LOS HIJOS DE DIOS (2)

17/04/2020

Mas á todos los que le recibieron, dióles potestad de ser hechos hijos de Dios, á los que creen en su nombre: Los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, mas d[...]







Iglesia de Cristo Ebenezer Villa Nueva - Ministerios Ebenezer
13 Calle 14-25, Colonia Proyectos (o santa isabel 2) - Zona 3 de Villa Nueva, Guatemala.
WhatsApp: wa.me/50259378996 - correo@ebenezervillanueva.org
Ebenezer Villa Nueva en Slideshare   Ebenezer Villa Nueva en Archive.Org   La APP de Ebenezer Villa Nueva   El boletín de Ebenezer Villa Nueva   El horario de Ebenezer Villa Nueva   El Feed de Ebenezer Villa Nueva   El Blog de Ebenezer Villa Nueva
Todos los derechos reservados 2021

// Desarrollo WEB, APPs y Automatización de Twitter e Instagram