Ebenezer Villa Nueva en Twitter Biblia Radio Estudios Podcast Video Etiquetas App

EL NUEVO NACIMIENTO

    Compartelo en Gab     Compartelo en twitter     Compartelo en WhatsApp     Compartelo en Telegram    tags #    estudio    nacer    nuevo    arriba    escuela    padre   

3 Respondió Jesús, y díjole: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere otra vez, no puede ver el reino de Dios. 4 Dícele Nicodemo: ¿Cómo puede el hombre nacer siendo viejo? ¿puede entrar otra vez en el vientre de su madre, y nacer? 5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.

JUAN 3:3-5 RV-1909

La Biblia deja ver en el Evangelio de Juan que hay varios tipos de nacimientos (Jn. 1:13; 3:3-5) y Dios quiere que el creyente viva tres de ellos; estos nacimientos son nacimiento de nuevo, del agua y del Espíritu (Jn. 3:3-5).
      Estos nacimientos no son asuntos, estados ni conocimientos meramente intelectuales; sino que son milagros de parte de Dios; son eventos sobrenaturales y espirituales que modifican el espíritu, alma e, incluso, el cuerpo de cada persona y que también impactan el intelecto de quien los experimenta.

El nacimiento biológico es el resultado final del proceso que inicia cuando uno engen-dra algo, otro concibe cuando recibe la semilla y después del proceso de gestación se da a luz.
      El primer nacimiento del cristiano es el biológico, natural y humano; el segundo es cuan-do nacemos de nuevo, es espiritual y divino para ser hijos de Dios (Jn. 1:12-13).
      El nuevo nacimiento es la continuación del proceso que el Padre inició en la eternidad pasada cuando nos enseñó (Jn. 6:44-45) y por eso llegamos al Señor Jesús (Jn. 6:45).
      En una breve y sencilla explicación acerca del nacimiento de nuevo o nuevo nacimiento podemos decir que es uno de los milagros y regalos más grandes de parte de Dios para el cristiano; es el resultado del engendramiento espiritual del Padre por medio de la Palabra (Jn. 1:13; Stg. 1:18) y de la obra y revelación del Espíritu Santo en la persona acerca del sacrificio expiatorio de Jesucristo.
      La palabra "nacer" se traduce del griego "genná?" que en voz activa significa: Engendrar, procrear, ser padre de, concebir, dar a luz, regenerar, generación, tipo, descendencia; y en voz pasiva: Ser engendrado, nacer, originar, producir, brotar1.
      Veamos algunos aspectos relacionados con el nuevo nacimiento:

1. LA ESCUELA DEL PADRE, JUAN 6:44-45

44 Ninguno puede venir á mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero. 45 Escrito está en los profetas: Y serán todos enseñados de Dios. Así que, todo aquel que oyó del Padre, y aprendió, viene á mí. (Jn. 6:44-45 RV-1909).

      Recordemos que los seres humanos están integrados por el espíritu, alma y cuerpo (1 Ts. 5:23); por esa razón cada ser humano no tiene un principio en la tierra, sino que Dios ya había creado su espíritu desde antes de la fundación del mundo1 (Job 38:4-21).
      El nuevo nacimiento es la continuación del proceso que inició en la pre-existencia2 cuando los seres humanos solamente eramos espíritus y el Padre nos enseñó, entre otros, el evangelio y el plan de salvación por medio de Jesús (Jn. 6:44-45).
      El Señor Jesús dijo "Así que, todo aquel que oyó del Padre, y aprendió, viene á mí." es decir que cada persona que en la pre-existencia fue enseñada por el Padre, recibió esa enseñanza, el plan de salvación y aprendió de Él, ahora lo lleva hacia el Hijo (Jn. 6:44); por esa razón en esta vida llegamos al Señor Jesús (Jn. 6:45).
      Las enseñanzas que recibimos del Padre también las ubicamos en la epístola a los Romanos que dice "Porque á los que antes conoció, también predestinó [...]" (Ro. 8:29-30), porque nos enseñó y conoció antes de nacer; luego que lo escuchamos, aprendimos e hicimos una elección, nos predestinó.

2. ENGENDRADOS DEL PADRE, JUAN 1:11-13

11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. 12 Mas á todos los que le recibieron, dióles potestad de ser hechos hijos de Dios, á los que creen en su nombre: 13 Los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, mas de Dios. (Jn. 1:11-13 RV-1909).

      El apóstol Juan menciona dos grupos de engendramientos o nacimientos; el primero está formado por cuatro: 1) de sangre, 2) voluntad de carne, 3) voluntad de varón y 4) de voluntad de Dios (Jn. 1:13); el segundo está formado por tres: 1) de nuevo, 2) del agua y 3) del Espíritu (Jn. 3:3-5).
      El primer grupo (Jn. 1:12-13), por ejemplo, nos da luz acerca de tipos de personas que son engendrados o nacen por diferentes métodos, deseos, motivos, propósitos y destinos; pero Dios engendró a sus hijos, estos nacen por su voluntad y les asigna propósitos específicos2; estos somos los que recibimos a su Hijo y nos da el poder de llegar a se hechos hijos de Dios.
      El segundo grupo procede del 4to tipo del primero; es como la explicación del nacimiento de la voluntad de Dios (Jn. 3:3-5); en este caso la persona necesita experimentar tres nacimientos: De nuevo, del agua y del Espíritu (Jn. 3:3, 5).
      El Padre engendra a sus hijos por medio de su Palabra y específicamente por medio de la Palabra verdadera, fiel y de verdad1 (Stg. 1:18); precisamente por esa razón debemos estar dispuestos y ser rápidos para escucharlo.

3. EL NUEVO NACIMIENTO, JUAN 3:3-7

3 Respondió Jesús, y díjole: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere otra vez, no puede ver el reino de Dios. 4 Dícele Nicodemo: ¿Cómo puede el hombre nacer siendo viejo? ¿puede entrar otra vez en el vientre de su madre, y nacer? 5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. 6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. 7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer otra vez. (Jn. 3:3-7 RV-1909).

      El nuevo nacimiento es parte de los temas que forma parte de los rudimentos de la doctri-na de Cristo (He. 5:12; He. 6:1-2); sin embargo al estudiarlo vemos que el tema es profundo y amplio; por ello en este tema abordaremos brevemente algunos de los aspectos que están relacionados al mismo.
      La palabra "nacer" se traduce del griego "genná?" que en voz activa significa: Engendrar, procrear, ser padre de, concebir, dar a luz, regenerar, generación, tipo, descendencia; y en voz pasiva significa: Ser engendrado, nacer, originar, producir, brotar1.
      La frase "otra vez" se traduce de la palabra griega "án?then" que significa: De arriba, desde arriba, de lo alto, en otro tiempo, desde antes, desde el principio, otra vez, de nuevo1.
      Las palabras "genná?" y "án?then" dejan ver que nacer de nuevo se refiere a ser engendrado y nacer otra vez, de arriba, desde arriba, de lo alto, en otro tiempo, desde antes.
      Es decir que el nuevo nacimiento, nacer de nuevo o nacer otra vez no se refiere a una acción, estado ni conocimiento meramente intelectual sino que es el producto de la acción divina, porque es el resultado de haber sido engendrados por la Palabra de Dios y la Palabra de verdad (1 P. 1:23; Stg. 1:18) y es el nacimiento que procede de arriba y de lo alto.
      El nuevo nacimiento ocurre por la voluntad y la acción del Padre, la resurrección de Jesucristo (1 P. 1:3) y la acción y la revelación del Espíritu Santo en el renacido (Lc. 1:35).
      El nuevo nacimiento también es fruto de la acción del Espíritu Santo quien lleva a la persona al bautismo en el arrepentimiento2 (Mr. 1:4) y le da la revelación del sacrificio expiatorio del Señor Jesús (Jn. 3:16) para el perdón de sus pecados3.
      En el milagro del nuevo nacimiento Dios hace una obra extraordinaria en la vida de la persona porque envía al espíritu de Cristo y al Espíritu Santo a morar en el renacido4.
      El griego "án?then" se utiliza para indicar el lugar de la habitación de Dios (Jn. 3:31; Jn. 19:11). Asimismo cuando se habla de "de arriba" y "de lo alto" se habla de la habitación de Dios (Jn. 8:23; Col. 3:1-2), de lugares celestiales (Gá. 4:26); de algo que procede de Dios, como la autoridad (Jn. 19:11), la llenura y el bautismo en el Espíritu Santo (Lc. 24:49), las buenas dádivas y los dones perfectos (Stg. 1:17), la sabiduría (Stg. 3:15, 17).
      Después del nuevo nacimiento el creyente necesita ser bautizado en agua5 precisamente para experimentar el nacimiento del agua.
      Asimismo el creyente debe anhelar, pedir y buscar la llenura y el bautismo en el Espíritu Santo para nacer del Espíritu6 y como consecu-encia, por ejemplo, poder entrar en el reino de Dios (Jn. 3:5).
      Después del nuevo nacimiento el creyente debe desear y buscar ser alimentado con la leche espiritual de la doctrina de la Palabra de Dios para poder crecer espiritual y saludable-mente (1 P. 2:2).
      El creyente debe permanecer en el Señor y producir frutos para no ser como árboles cortados que son echados en el fuego (Mt. 7:19); asimismo el creyente debe retener la Palabra de Dios para no haber creído en vano (1 Co. 15:2).

El cristiano debe estar profunda y eternamente agradecido con el Padre por haberlo elegido desde antes de la fundación del mundo para ser salvo; asimismo debe estar agradecido con el Hijo por haber dado su vida en expiación para salvarlo y también debe estar agradecido con el Espíritu Santo por conducirlo al arrepentimiento y proveerle la revelación del sacrificio del Señor Jesús.




Iglesia de Cristo Ebenezer Villa Nueva
Ministerios Ebenezer

13 Calle 14-25, Colonia Proyectos/santa isabel 2 - Zona 3 de Villa Nueva, Guatemala.

correo@ebenezervillanueva.org


El boletín de Ebenezer Villa Nueva   El horario de Ebenezer Villa Nueva   El Feed de Ebenezer Villa Nueva   Ebenezer Villa Nueva en Slideshare   Ebenezer Villa Nueva en Archive.Org

Todos los derechos reservados 2021

// Desarrollo Web, App's para Android y automatización de Twitter