Ebenezer Villa Nueva en Twitter Biblia Radio Estudios Podcast Video Nosotros Librería Etiquetas App

EL MENSAJE DE LA CRUZ (2)

Paypal     Compartelo     Compartelo     Compartelo en WhatsApp     Compartelo en Telegram   tags #   mensaje    cruz    estudio   

Grandes multitudes le acompañaban; y El, volviéndose, les dijo: Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre y madre, a su mujer e hijos, a sus hermanos y hermanas, y aun hasta su propia vida, no puede ser mi discípulo. El que no carga su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo. Así pues, cualquiera de vosotros que no renuncie a todas sus posesiones, no puede ser mi discípulo.

Lucas 14:26-27, 33

Alcanzar la estatura o estado de discípulo es evidencia de que el creyente está avanzando en su caminar en el evangelio, por ello es importante saber cuales son las cosas que debemos conocer y hacer para avanzar.
      En el estudio anterior abordamos algunos aspectos del hecho de tomar nuestra cruz y seguir al Señor. En este estudio vemos en los versos de Lucas cómo la Biblia nos enseña que para llegar a ser discípulos del Señor se necesita cumplir con varios requisitos, veamos algunos:

La Biblia nos enseña que el caminar en el evangelio es un proceso progresivo; es decir que el creyente no puede tener una vida de fe estática; sino que debe ir evolucionando a cada momento; en este proceso, la cruz es parte del progreso en el proceso evolutivo de cada cristiano; es decir que ningún cristiano puede evolucionar sin llevar su cruz.
      Aunque en este tiempo muchos se han inventado -por su puesto, fuera del contexto bíblico- diversos tipos de grupos cristianos, como lo muestran los diccionarios y enciclopedias de religiones; la Biblia indica claramente que los verdaderos cristianos son aquellos que han alcanzado la estatura de discípulos de Jesucristo, porque fue a los discípulos a quienes se les llamó cristianos (Hch. 11:25-26)

1. ABORRECER PADRE, MADRE, MUJER, HIJOS, HERMANOS, HERMANAS Y HASTA LA PROPIA VIDA

Uno de los significados de la palabra griega de donde se traduce "aborrecer1" es "amar menos", y esto es muy importante porque nos clarifica lo que el Señor pide de nosotros, no que aborrezcamos a nuestra familia, sino que los amemos, pero que nuestro amor hacia Él sea mayor, en otras palabras sobre padre, madre, mujer, hijos, hermanos, hermanas y hasta nuestra propia vida debemos amar al Señor, de lo contrario no se puede ser su discípulo.

2. CARGAR SU CRUZ E IR EN POS DEL SEÑOR

En el punto B del estudio anterior vimos que cargar nuestra cruz no es una acción que debemos realizar una vez a la semana, ni mucho menos una semana al año, sino que requiere que nos neguemos a nosotros mismos (Mt. 26:24), luego tomemos nuestra cruz diariamente (Lc. 9:23), para morir cada día a nosotros mismos (1 Co. 15:31 RV1960)

3. RENUNCIAR1 A TODAS LAS POSESIONES

Es interesante ver cómo el Señor separa la familia de lo material, porque el creyente debe amar más a su familia que a sus posesiones materiales.
      Hay cristianos que aman a sus posesiones más que su familia e incluso las aman más que al Señor, y por lo tanto no pueden ser sus discípulos; por ejemplo, el joven rico; si leemos detenidamente los versos, vemos que el Señor le pidió "vender todo lo que tenía, del dinero recibido le diera una parte a los pobres y luego lo siguiera"; pero el joven no estuvo dispuesto a hacerlo (Mt. 19:16-22).
      Por ello para poder ser discípulos del Señor Jesús es necesario renunciar a todas nuestras posesiones; es decir ponerlas en orden y asignarles el lugar que le corresponde, esto no es necesariamente en sentido físico, aunque no se descarta, sino en el corazón de la persona; en otras palabras, el creyente en quien sus bienes materiales ocupan un lugar más importante en su vida, más que el Señor, no puede ser su discípulo y corre el peligro de apartarse de Él, como el joven rico; por lo tanto al ordenar todas las cosas, el Señor debe ocupar el primer lugar en nuestro corazón.
      En el libro de los Hechos vemos que los hermanos habían ordenado sus posesiones de manera que no decían ser suyo nada, sino que se habían despojado de todo, para que fueran de todos (Hch. 4:31-32); es decir, se despojaron de sus posesiones para llegar a ser discípulos del Señor.
      Es importante tener presente lo escrito en 1 Corintios 13:3 que dice "Si reparto todos mis bienes, y si entrego mi cuerpo para ser quemado, pero no tengo amor, de nada me sirve.", porque el hecho de renunciar a todas nuestras posesiones debe hacerse por amor, amor al Señor Jesucristo, de lo contrario, no nos sirve de nada.

4. PERMANECER1 EN LA PALABRA2, JUAN 8:31-32

El logos se utiliza para indicar la palabra de Dios escrita, es decir, la Biblia. También se utiliza para identificar a Jesucristo (Jn. 1:1, 14).
      Para ser discípulo del Señor Jesucristo el creyente debe permanecen en la Palabra; es decir ponerla en práctica en la vida diaria a pesar de las adversidades, oposiciones y más ataques que el enemigo lance (1 Jn. 2:14)
      Los ataques podrán ser dirigidos hacia la vida diaria, de tipo moral, físico, espiritual, doctrinales, etc., ante los que se presentarán soluciones que no estarán basadas ni respaldadas en la Biblia, pero es en esos momentos que el creyente no debe ser movido de las escrituras para permanecer y actuar conforme a ellas.
      Veamos algunos versos relacionados con permanecer en la Palabra:
      [...]

5. AMARNOS1 LOS UNOS A LOS OTROS, JUAN 13:33-35

El amor agape no un sentimiento emocional pasajero que está condicionado al accionar de la persona a quien se le expresa. El amor agape procede de Dios y solamente es característico del cristiano, pues se produce por el fruto del Espíritu Santo en el espíritu del creyente.
      Los discípulos se caracterizan porque expresan el amor agape, más que con palabras, con acciones como lo indican muchos de los versos en donde aparece y como se muestra 1 Corintios 13:1 al 8.

6. LLEVAR MUCHO FRUTO, JUAN 15:5

Los discípulos se evidencian porque llevan mucho fruto, y dan mucho fruto porque permanecen en Jesucristo.
      El fruto que el cristiano debe producir debe ser bueno y dulce para ser comestible (Cnt. 4:16), no venenoso ni agrio (Is. 5:1-2).
      Los frutos que el discípulo debe producir abundantemente son: Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza (Gá. 5:22-23), justicia, verdad (Ef. 5:9; Stg. 3:18), y alabanza (He. 13:15)

Fueron los discípulos quienes estuvieron cerca del Señor en su ministerio, quienes caminaron con Él durante los 3.5 años; por ello es necesario que el creyente disponga en su corazón llevar a la práctica los aspectos bíblicos como los indicados en esta enseñanza para ser discípulos de Jesucristo y acercarse cada vez más a Él.




Iglesia de Cristo Ebenezer Villa Nueva
Ministerios Ebenezer

13 Calle 14-25, Colonia Proyectos (o santa isabel 2) - Zona 3 de Villa Nueva, Guatemala.

correo@ebenezervillanueva.org


El boletín de Ebenezer Villa Nueva   El horario de Ebenezer Villa Nueva   El Blog de Ebenezer Villa Nueva   El Feed de Ebenezer Villa Nueva   Ebenezer Villa Nueva en Slideshare   Ebenezer Villa Nueva en Archive.Org

Todos los derechos reservados 2021

// Desarrollo Web, App's y automatización de Twitter